27 dic. 2012

Pequeños ángeles


Estas navidades hemos recibido las dolorosas noticias de que tres niñitos que estábamos ayudando han fallecido. Los tres pequeñines habían nacido con problemas cardiacos y como ya he escrito más veces antes, el invierno es el momento más duro y difícil para los niños huérfanos que nacen con problemas médicos. Hoy quiero celebrar las vidas de Kaira, Quinn y Jamison. Sus vidas importaron y es muy triste pensar en que hemos perdido todo lo que tenían por delante.

  Jamison


Jamison, fuiste el primero del que supimos tu pérdida, y nos duele pensar que estabas a punto de viajar a Shanghai para ser operado. Pensábamos mucho en tí y en tu viaje pequeñín, y es muy triste saber que tu corazón no lo resistió.


 Kaira

Pequeña Kaira, fuiste muy querida por muchos y tocaste muchos corazones. Nos alegró mucho que salieras tan bien de tu operación de corazón inicial y por eso es demoledor que una neumonía postoperatoria se haya llevado tu dulzura.



Quinn

Pequeño Quinn – cómo lamento que sólo hayamos podido cuidarte en el Heartbridge tan poquito tiempo. Teníamos muchas ganas de verte coger peso y fuerzas para tu operación, y todavía estamos procesando las terribles noticias de que tu corazón de pronto dejó de latir. Nos dejaste el día de Navidad y nada me gustaría más que pensar que te fuiste sabiendote muy querido.

Hoy os pedimos que penséis en todas las cuidadoras y nannies que cuidaban a estos preciosos niños. Y también me gustaría pediros que penséis en nuestras voluntarias. Son un grupo increíble de mujeres cuyos trabajos no son nada fáciles. Cuando un niño entra en nuestros programas, es "nuestro niño" y disfrutamos con sus alegrías y sufrimos con su dolor cuidándole, preocupándonos por él o ella como sus madres, hasta que sabemos que están a salvo y bien.

Querer a un niño es uno de los sentimientos más profundos que creo que se pueden sentir, pero claro, cuando abres tu corazón tan completamente a alguien, duele demasiado cuando se va. Siempre me es trágico y muy doloroso cuando un niño huérfano muere, porque nuestras esperanzas y esfuerzos son para que cada niño se ponga lo suficientemente bien como para tener la oportunidad de encontrar un hogar permanente y una mamá o un papá que les quiera para siempre. Agradezco mucho también que vosotros, nuestros amigos y simpatizantes de LWB, conocéis a estos niños y niñas por las fotos y las historias. Es muy consolador saber que también habéis pensado y mandado ánimos a estos preciosos niños, y que cuando mueren, serán recordados. Sus vidas nos han sido importantes.

Jamison, Kaira y Quinn... descansad en paz pequeñines. Nunca os olvidaremos.

~Amy Eldridge


No hay comentarios: