19 ene. 2017

Joanna, una pequeña guerrera

Ayer compartimos "Un año con Val", la historia de una niña de diez meses que entró a nuestro cuidado en enero de 2016 y después de un año de lucha y de operaciones, ya ha sido dada de alta de la casa de curación y vive con una familia de acogida. Hoy queremos hablaros de otra niña cuya historia es muy diferente... pero igualmente inspiradora.

En octubre recibimos una llamada de un orfanato que acababa de recibir a una niña bebé que había sido abandonada con una condición rara por la cual sus intestinos e hígado estaban fuera de su cuerpo. Afortunadamente, en su caso, sus órganos aún seguían cubiertos por un saco fino y transparente. Cuando algo así ocurre en occidente, se considera una urgencia médica, y es realmente un milagro que la pequeña Joanna sobreviviera tanto tiempo como lo hizo.

La llevamos de inmediato al hospital para que la operaran de urgencia.
Los médicos la vigilaban de cerca porque el agujero de su abdomen era enorme, pero ella mostró su fuerza del modo más guerrero posible y dejó la respiración asistida sin mucho problema. Después de un breve tiempo más de monitorización por parte de los médicos, Joanna fue dada de alta y entró en nuestra casa de curación.

Enseguida se habituó a las cuidadoras de la casa. Con su personalidad feliz y encantadora, era una niña que era muy fácil de cuidar.

Joanna nos sorprendió a todos sanando muy deprisa. Tenemos la alegría de deciros que este diciembre ha sido asignada a una familia china y será adoptada nacionalmente!

No podríamos estar más felices por esta pequeña guerrera, que además crecerá con una familia en su país de origen. Seguro que lleva la alegría a su afortunada familia.

Gracias a todos los que apoyáis nuestro programa de casas de curación, es por vosotros que niños como Joanna tienen la oportunidad de un futuro sano y brillante.

No hay comentarios: