24 feb. 2017

La historia de la preciosa Linda

Dejad que os contemos la historia de una niña llamada Linda. Como su nombre bien indica, Linda, creemos que esta niña es preciosa, pero es mucho más que linda.

En invierno de 2014, un orfanato de Anhui nos llamó para hablarnos de un bebé de unos seis meses que estaba a su cuidado y que tenía una cardiopatía que necesitaba cuidados especializados.


Aunque Linda no sabía al principio interactuar con otros, sus amables cuidadoras de la casa de curación la ayudaron a encontrar su burbujeante personalidad.

Linda tenía un mejor amigo en nuestra casa de curación lllamado Dominic. Estos dos siempre estaban juntos, y a Linda le gustaba picar a Dominic quitándole los juguetes.

Los dos amigos correteaban juntos en sus andadores por toda la habitación de la casa de curación... aunque por lo general era linda la que perseguía a Dominic!
A veces Dominic intentaba darle un beso... pero Linda se NEGABA en rotundo!
Linda se fortaleció y adquirió seguridad en sí misma en la casa de curación, y en noviembre de 2014 recibió el alta. Fue a vivir con una familia de acogida de su provincia natal y allí se convirtió en una encantadora peque.

Nos alegra mucho saber que Linda ha tenido la oportunidad de vivir en un entorno familiar y no en un orfanato, y que haya podido jugar en la calle, conocer e interactuar con la gente de su comunidad, celebrar las fiestas y experimentar todo lo que implica vivir en un hogar.

También ha podido ir al colegio. Se lleva muy bien con sus compañeros y las profesoras destacan la buena atención que presta y su diligencia, a pesar de tener sólo tres años!

Linda ha seguido encantando a todos los que la rodean. Un día conoció a una familia de su provincia que se enamoró de ella. Enseguida decidieron rellenar formalmente la solicitud de adoptarla y hacerla su querida hija para siempre. En diciembre del año pasado, Linda fue adoptada!

Ha sido un gran honor para nosotros poder jugar un pequeño papel en la vida de Linda. Sin todos vosotros que habéis apadrinado su tratamiento médico, su estancia en la casa de curación, en la familia de acogida y su educación, la vida de Linda habría sido bien distinta.

Linda, te deseamos una vida preciosa llena de risas y alegría!

No hay comentarios: