27 may. 2017

Los zapatos que crecen

Para la mayoría de nosotros, pensar en estar descalzo nos recuerda a esos momentos de relajación en la playa o en la piscina, a estar tumbado en el sofá viendo la tele o al momento de irse a la cama. Es nuestra opción. Desde que empezamos a trabajar en África, a muchos nos ha impactado la realidad de que estar descalzo para los niños de Uganda es algo normal y cotidiano. Estos niños van descalzos porque, sencillamente, no tienen zapatos que ponerse.
Estar descalzo todo el día puede ser muy normal en Uganda, pero es peligroso para su salud. Las zonas donde estos niños viven suelen carecer de saneamientos adecuados.

Los niños suelen ir descalzos a por leña y agua. Las enfermedades que se pueden transmitir desde el suelo, los parásitos, los cortes profundos y las infecciones son frecuentes. Si un niño enferma no suelen tener fácil acceso a una buena atención médica. Enfermar en Uganda a menudo implica que los niños falten a clase, que no puedan ayudar a sus familias y que se encuentren mal y con dolor. Afecta a todas las áreas de sus vidas.
Durante las visitas que nuestro equipo realizó hace poco a la escuela Cree En Mí de Kabale, observamos que los niños tenían o calzado inadecuado o, lo que era más frecuente, ningún calzado.
Los zapatos son algo fundamental para ayudar a prevenir las infecciones, y aún así, siguen estando fuera del alcance de la mayoría de los niños del pueblo y de nuestra escuela.

Because International se ha asociado con Love Without Boundaries para llevar Los Zapatos Que Crecen a los niños de Uganda! El Zapato Que Crece puede aumentar 5 tallas y dura unos 5 años. Mira aquí cómo funciona:

.

Aquí tenéis más información sobre su creador y sobre el Zapato Que Crece de Because International en Vimeo.

Por lo general, estos zapatos pueden adquirirse por 15$ el par, que es un precio fantástico. Gracias a la generosidad de varios donantes, Because International se ha comprometido a doblar los primeros 500 pares que se donen hasta el día 30 de mayo. Esto quiere decir que tu donación de 15$ no sólo servirá para comprar un par sino DOS pares de zapatos, ayudando así a proteger los pies y la salud de dos niños de Uganda!
Nos entusiasma la respuesta que está teniendo esta campaña del Zapato Que Crece. Aquí tenéis un par de razones que nuestros donantes nos han dado sobre el por qué han participado:

Hoy me he probado tres pares de zapatos distintos (en perfecto estado) antes de decicir qué par iba a llevar... y me cambiaré de zapatos más tarde para realizar otras actividades. Para agradecer esta abundancia, he donado cuatro pares de zapatos para los niños que en este momento no tienen ninguno.

Estoy donando un par de zapatos por cada uno de mis hijos... para que otros niños no tengan que ir descalzos!
Entregaremos estos zapatos en persona a los niños de Uganda el mes que viene. Por favor, piensa si puedes hacer una donación de 15$ para ayudar a estos niños a caminar con más seguridad y salud.

Visita El Zapato Que Crece para hacer tu donación.

(Si lo prefieres, puedes donar también a través de la página de LWB.)

24 may. 2017

Luciendo bien con el uniforme del colegio

En Camboya los uniformes escolares son muy importantes. Proporcionan un sentido de orgullo hacia el propio colegio además de dar un sentido de pertenencia. Los alumnos de nuestra escuela Cree En Mí de Camboya recibieron hace poco sus nuevos uniformes, y nos han encantado las expresiones de orgullo al ponérselos.

19 may. 2017

Catey: ¡mírala ahora!

En agosto de 2014 nació una niña en la provincia de Anhui con una fisura labio palatina y una hernia umbilical. La llamamos Catey y le dimos la bienvenida a nuestra Casa de Curación de Anhui.


16 may. 2017

El alegre Jordy

El pasado otoño nos contactó un orfanato que acababa de recibir a un niño que había nacido con la necesidad médica de atresia anal, un defecto congénito de nacimiento que afecta a 1 de cada 5.000 niños nacidos. Muchos de los niños que nacen con esta condición necesitan ser operados casi inmediatamente para sobrevivir, y fue especialmente triste saber que alguien en la vida de Jordy, puede que sus padres biológicos, lo había arreglado todo para que recibiera la operación de urgencia que tanto necesitaba.

15 may. 2017

La vida en el pueblo de Sokhem

El noventa por ciento de los camboyanos viven en la extrema pobreza y en las zonas más rurales del país. Algunos de los pueblos más pobres se encuentran a lo largo de la frontera con Tailandia, que es donde LWB trabaja ahora. Los niños de esta región suelen vivir en pueblos remotos con  muy poco acceso a los servicios sociales básicos como médicos o escuelas.