11 may. 2016

Corazones complejos

Mucha gente que conoce a Love Without Boundaries sabe que todo comenzó con un niño pequeño que había nacido con una cardiopatía congénita y con un grupo de padres que quisieron ayudarle. Desde el año 2003 hemos proporcionado cirugías que han salvado la vida de miles de niños huérfanos y de familias sin recursos, siendo unos 750 los que han recibido operaciones de corazón.

Arthur's hand 3.14.16
Gracias a los acuerdos que hemos formado con algunos de los mejores hospitales cardiacos en China y la generosidad de nuestros increíbles donantes, hemos podido celebrar una y otra vez las impresionantes transformaciones hacia la salud que han resultado de operar a corazón abierto.


Es verdaderamente asombroso ver llegar a un niño a nuestras manos, un niño que está azul y débil por luchar contra su cardiopatía, que cuando abandona el hospital unas semanas después de haber sido ingresado, está sonrosado y con una segunda oportunidad para tener una vida sana. Algunos de vosotros recordaréis la historia del pequeño Colin, por ejemplo, que llegó a Shanghai con los labios azules y extremadamente cansado por su cardiopatía compleja.
Ahora podemos compartir con todos las buenas noticias de que fue adoptado por una familia de Holanda después de haber sido operado con éxito en China de su corazón.

Pero la realidad es que las operaciones a corazón abierto nunca son rutinarias y muchos de los bebés que entran ahora en nuestro programa médico se enfrentan a menudo a cardiopatías congénitas muy complejas. Cada vez que un niño entra en quirófano y le abren su pequeño pecho, esperamos aquí con el aliento contenido a que nos digan cómo ha ido todo. Hemos visto una y otra vez cómo incluso los niños que parecían ser casos de "éxito seguro" quirúrgicamente hablando, pueden sufrir graves complicaciones después de haber sido operados.

El pequeño Philip de Fujian, es un niño de un año precioso y revoltoso al que no le dan miedo los desconocidos y al que lo que más le puede gustar en el mundo es estar en brazos de su cuidadora.
Phillip Nanny2 3.16 
El precioso Philip

Cuando ingresó en el hospital para que le operaran su ToF (Tetralogía de Fallot, una cardiopatía que son cuatro defectos en un pequeño corazón), todos confiábamos en que todo iría bien con la operación. Philip es un niño mofletudo y muy enérgico, y todo el mundo en el hospital quedó prendado de él y su cálida personalidad.

Phillip Nanny 3.16
Entró en quirófano el día antes de mi cumpleaños, en abril, y recuerdo haber pensado que el éxito de su operación sería una forma muy bonita para mí para celebrarlo. Esa noche me avisaron de que la operación había ido perfectamente bien, y yo estaba segura de que le quitarían la respiración asistida unos días después y que pronto podría ir a vivir a nuestra casa de curación para terminar de recuperarse. Eso fue hace un mes ya, y al precioso Philip todavía no han podido quitarle el ventilador que le ayuda a respirar. Ha contraído una neumonía micoplásmica (neumonía atípica), que es causada por bacterias distintas a las que causan la neumonía habitual, y no puede respirar por sí mismo. Hoy los médicos han decidido que necesita ser operado otra vez y de urgencia para ralentizar el flujo sanguíneo a sus pulmones y darle así una oportunidad para sanar. El pequeño Philip necesita todos los buenos pensamientos que le podamos mandar.
selah1 
Selah

Otro bebé al que también hemos ayudado recientemente es Selah, de la provincia de Jiangxi. Esta preciosa y pequeña bebé de seis meses nació con una comunicación interauricular y otra interventricular muy grandes. Su orfanato nos dijo que le costaba mucho respirar y que tenía infecciones pulmonares frecuentes. Los cirujanos que evaluaron su corazón determinaron que necesitaba ser intervenida inmediatamente para poder salvarle la vida. Estaba tan pálida y débil cuando llegó al hospital que todos nos temíamos que quizá no soportara tamaña operación. Selah necesitó oxígeno antes incluso de ser operada. Yo estaba muy preocupada por ella, por si saldría todo bien y si sería capaz de dejar la respiración asistida.
Los cirujanos repararon el corazón de Selah a finales de abril. Dos días más tarde ya estaba respirando por sí misma y recuperándose a ojos vistas, ya le han dado de alta y vive en nuestra casa de curación. Todas estamos muy aliviadas porque todo haya salido tan bien, y sinceramente, también estamos bastante impresionadas con lo rápido que se ha recuperado.

Selah LWB 
Selah después de su operación

El pequeño Arthur también es de la provincia de Jiangxi. Nació con atresia pulmonar, una comunicación interventricular y un ductus arterioso. Cuando llegó a nuestras manos sólo tenía cinco meses y una severa cianosis.

Los médicos nos dijeron que era realmente increíble que hubiera sobrevivido por tanto tiempo con ese corazón. Sus labios y sus deditos eran de un color púrpura oscuro, e incluso el blanco de sus ojos estaba azulado porque no recibía el oxígeno que ncesitaba.

Los cirujanos le hicieron una primera operación paliativa, el shunt de BT (Blalock-Taussig), y celebramos mucho cuando pudieron quitarle la respiración asistida doce días después. Sus niveles de oxígeno aumentaron desde un alarmante 58% hasta un muy respetable 85%. Me alivió muchísimo saber que iba a sentirse mucho mejor en general cuando su expediente de adopción se terminara y entregara.
Pero unos días después, este niño tan lindo desarrolló un caso de neumonía resistente que le produjo mucha fiebre y una caída drástica de sus niveles de oxígeno. Arthur luchó durante semanas y semanas contra esta infección sin mejorar, a pesar de los múltiples antibióticos que le dieron por vía intravenosa. Este fin de semana pasado quedé desolada cuando supe que el precioso Arthur falleció en el hospital. Un niño absolutamente maravilloso nos había dejado demasiado pronto.

Ayudar a niños que suelen estar en situaciones a vida o muerte es, por supuesto, muy complejo emocionalmente. En un mismo día podemos celebrar con alegría la curación de un niño y estar cruzando los dedos muy preocupadas por la supervivencia de otro. Sabemos que vosotros también os implicáis profundamente en sus vidas. Os agradecemos profundamente a todos los que os unís a nosotras para dar a los niños con cardiopatías una segunda oportunidad para vivir. Cada uno de ellos es un milagro para nosotras, y los cirujanos que operan sus corazoncitos son auténticos héroes. Los niños que nacen con patologías del corazón tienen muchos obstáculos que superar, y si además son huérfanos, los obstáculos se multiplican mucho más.

Creo que no hay ningún momento en el que no tengamos al menos a un niño en el hospital tratándose de algún problema cardiaco. Muchas gracias a todos por uniros a nosotras con vuestro ánimo y vuestra generosidad para con estos pequeñines.

~Amy Eldridge, Chief Executive Officer

No hay comentarios: