15 oct. 2016

El comienzo en la vida de Joanna

Un bebé recién nacido es como el principio de todas las cosas: maravilla, esperanza y un sueño de posibilidades. ~Eda J. Leshan

Me acordé de esta cita el pasado viernes, cuando mi nuevo nieto acababa de nacer. El pequeño Eldridge está muy bien ahora, después de haberse pasado unos días en la UCI neonatal por altos niveles de bilirrubina debidos a una inctericia severa. Seguramente le darán el alta a lo largo de hoy para que se pueda ir a casa con sus orgullosos papis. Tan solo un día después de su nacimiento, una niña bebé diminuta también llegó al mundo, esta vez en China, y sus comienzos fueron completamente distintos de los de mi nieto.


La semana pasada nos llamó un orfanato de Anhui para hablarnos de una recién nacida que acababa de llegar y que tenía problemas. La bebé había nacido con una condición llamada gastrosquisis, que significa que sus intestinos e hígado estaban fuera de su cuerpo aunque afortunadamente, todavía seguían cubiertos por el saco transparente. Aquí en occidente, incluso cuando el equipo médico está preparado y esperando a un bebé que va a nacer así, se considera una urgencia médica. Siempre que vemos a un bebé que llega a un orfanato con este problema, de verdad que pienso que es un milagro que sobrevivan.

La diferencia entre el nacimiento de mi nieto y el de esta pequeña no me pasó inadvertida. Mi hijo me estuvo llamando y mandándome sms para contarme lo increíble que su hijito era, mientras yo sabía que, tristemente, había una pareja en China que, al mismo tiempo, por una razón u otra, dejaron a su bebé sóla.

No puedo imaginarme su dolor.

La pequeña Joanna fue llevada de inmediato al Hospital Infantil de Anhui donde fue operada de urgencia.
¿No es perfecta y preciosa en todos los sentidos?
Y justo hoy hemos sabido las increíbles noticias de que le han quitado la respiración asistida y que sigue recuperandose bien después de tan importante operación. Joanna tenía un agujero enorme en su abdomen y los médicos no quitan ojo a la zona, pero hasta el momento, se está curando muy bien. Otra niña luchadora.

La operación de Joanna y sus cuidados médicos cuestan alrededor de 16.000$, y todavía sigue necesitando permanecer en la UCI. Sólo hemos logrado recaudar el 3% de esa cantidad.

Sé que tengo una razón extra y especial ahora mismo, por mi nuevo nieto, de sentirme afortunada porque mis hijos y mis nietos tienen acceso inmediato al sistema sanitario. Si hay un niño o niña en tu vida que significan el mundo para tí, por favor, piensa si puedes hacer una donación hoy para la pequeña Joanna en su nombre.

Joanna ciertamente ha tenido un duro comienzo en la vida. Su salud y su futuro ahora dependen completamente de la bondad de los extraños, y sé que si nos unimos todos, no la defraudaremos.

~Amy Eldridge, Chief Executive Officer

No hay comentarios: