7 feb. 2017

Connie, pequeña guerrera robacorazones

Estas últimas semanas, una pequeña guerrera llamada Connie nos ha robado el corazón.

Su orfanato nos llamó a finales de enero después de que la hubieran abandonado y la encontrara la policía. Aunque las circunstancias de su nacimiento no se han conocido, pensaban que había nacido prematura.


Los niños prematuros son aquellos que nacen antes de la semana 37 de la gestación. LWB ha cuidado a muchísimos prematuros en estos últimos catorce años, algunos incluso que se pensaba que habían nacido entre las semanas 26-28, pesando poco más de un kilo. Cuando encontraron a Connie, pesaba 1.7 kilos. Y aunque pueda parecer "grande" a comparación de otros prematuros que hemos tenido en el pasado, su peso y su diminuta talla significan que necestiaba cuidados médicos de urgencia, sobre todo porque había sido dejada sóla al poco de nacer.

La regulación de la temperatura es uno de los retos más grandes para los niños prematuros. Solamente tener que luchar para mantener una temperatura corporal normal agota enseguida los recursos de energía del bebé. La pequeña Connie fue examinada y enseguida la metieron en una incubadora para que le ayudara a controlar su entorno, protegerla de los alérgenos y de las infecciones y a mantener la temperatura de su cuerpo.
Según se iba fortaleciendo dentro de la incubadora, nos emocionó a todos con sus fuertes llantos.
Y aunque a nadie le gusta ver a un niño llorar, el llanto de Connie nos indicaba que tenía mucha fuerza vital y que estaba luchando para sobrevivir!
La pequeña Connie sigue en la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN) y ya come con regularidad. Afortunadamente, también ha pasado las revisiones del corazón. En cuanto coja algo más de peso, estará lista para ser dada de alta y para que la puedan coger en brazos y darle de comer fuera de la incubadora.

Nos encantó verla dar pataditas con mucha energía la semana pasada, como tú también puedes hacerlo gracias a este vídeo:

video
Sin los Fondos de Emergencias Médicas y sin nuestros generosos donantes que la han ayudado costeando los gastos hospitalarios, la historia de la pequeña Connie habría sido otra muy distinta. Nos sentimos afortunadas por haber podido jugar un papel en la historia de su vida y darle la oportunidad de robar más corazones según vaya creciendo!

No hay comentarios: