8 may. 2009

Gracias Padrinos del Programa de Nutrición de Jinjiang

 
 
El éxito puede ser dulce. Cuando te has esforzado mucho y todo sale bien, es una recompensa muy gratificante. Bien, aquí presento una dulce recompensa para nuestros padrinos del programa de Nutrición de Jinjiang.
  
Este cacahuetillo tenía una diarrea constante, y sus cuidadoras solicitaron papilla Isomil para ayudarla. Dos meses alimentándose con esta nueva papilla y el estómago de la pequeña está casi curado por completo y además ha ganado peso! El pasado diciembre no llegaba a pesar 8 kilos y ahora la báscula marca cerca de 10! La peque está muy bien y sus cuidadoras han pedido más papilla especial para que pueda seguir ganando peso y así recompensarnos tan dulcemente. Esto es lo que nosotras llamamos éxito!
 
Gracias padrinos del programa de nutrición de Jinjiang!!!
 
Mary Helen vive en el estado de Nueva York con su hija adoptada en Fuling, Chongqing.

No hay comentarios: