22 abr. 2011

Reflexiones tras la Reunión Anual de JCICS

La semana pasada, asistí a la reunión anual del  Joint Council on International Children's Services en New York, para escuchar las conferencias, así como para presentar un trabajo sobre los beneficios de los hogares de acogida en los niños huérfanos.  Algunas de las personas mas conocidas en la atención a los huérfanos estaban allí, así como funcionarios y muchas agencias de adopción maravillosas.

Uno de los oradores principales fue Jean-Robert Cadet que creció como niño esclavo en Haití y ha hablado ante la ONU y el Congreso de su experiencia. Su conferencia fue muy emotiva y poderosa. Compartió abiertamente sus experiencias de niño, incluso la de crecer sin familia y como le impactó profundamente de adulto. La Dra. Dana Johnson ofreció una gran presentación  sobre la disoluciones de las adopciones, a la que siguieron dos charlas de la misma materia. La Dra. Julie Keck y el Dr. Heike Minnich co-lideraron una sesión muy informativa sobre problemas post-institucionales y neurodiScapacidades que los niños adoptados internacionalmente pueden experimentar. Todos los que acudimos a la sesión, comentamos que no hay suficientes médicos y expertos en el campo de los problemas de la adopción internacional y como deseábamos que pudiesen ser clonados. 

Representantes del Departamento de Estado de los EEUU que acudieron, dieron las siguientes estadísticas de los niños de todo el mundo:

413,000,000 – niños viviendo en la pobreza

18,300,000 – niños que han perdido a ambos padres

2,000,000 – niños creciendo en instituciones

Salí de la conferencia con multitud de emociones. Hablar con gente que trabaja en Etiopía, Liberia, Guatemala, Haití, Romanía, etc. honestamente puede ser bastante abrumador cuando uno piensa en todos los niños alrededor del mundo viviendo sin familia. La necesidad es enorme. También parece haber un abismo entre los grupos que trabajan en temas a nivel gubernamental y grupos que trabajan para ayudar a un niño cada vez. Por supuesto ambos son necesarios. Necesitamos grupos que trabajen en en políticas adoptivas éticas y cambios a largo plazo sobre los derechos del niño, pero también necesitamos grupos que miren a cada niño individualmente y los conozcan pos su nombre, y que trabajen para cubrir las necesidades urgentes de ese niño en ese mismo momento. 

Sin duda, cuando se trata de cuestiones de los niños huérfanos – todavía hay mucho trabajo por hacer. 

Amy Eldridge

Directora Ejecutiva

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Sihay tantos niños huérfanos en el mundo, ¿por qué es tan difícil adoptar uno?.LLevo cuatro años de espera para adoptar en China, y no me importaría cambiar de país si el tiempo de espera fuese más corto, pero no encuentro ninguno que me ofrezca esto.¿POR QUÉ?!!!

Fundacion LWB - Amor Sin Fronteras dijo...

Hola Anónimo, en muchas ocasiones, el intento de un proceso de adopción transparente y correcto influye en el tiempo de espera, así como el perfil del niño que solicitan los padres adoptantes. En el caso concreto de China, hay varios factores para este retraso, pero sin duda el principal es que la enorme mayoría de niños que están esperando padres, tienen alguna característica, como la edad, o alguna patología.
Mucho ánimo en esta espera.