2/11/2011

Abogando por la Adopción, y Petición de Actualizaciones Médicas

Love Without Boundaries está orgulloso de proporcionar cuidados médicos, hogares de acogida y servicios educativos para mejorar las vidas de los niños de China. Esta ha sido nuestra misión desde un principio, y trabajamos cada día pensando en primer lugar y por encima de todo en el niño. A su vez, esperamos que los niños de nuestros programas tengan mas posibilidades de ser adoptados, o que se conviertan en personas independientes en su comunidad. Sin embargo, hay muchas veces que estamos limitados en lo que podemos hacer. Seguimos con cuidado la normas y regulaciones impuestas por el gobierno chino y trabajamos juntos en el mejor interés de los niños.

Los niños de nuestros programas, mientras estamos implicados en su cuidado, están bajo la custodia del orfanato y el  CCCWA (The China Center for Children's Welfare and Adoption). LWB nunca es el tutor del niño, y tomamos todas nuestras decisiones en coordinación y con el consentimiento de sus tutores. La custodia, pertenece siempre al orfanato, hasta que el niño es oficialmente adoptado.

A menudo las familias se ponen en contacto con nosotros cuando están revisando un expediente de un niño que puede estar en un programa de LWB o cuando les asignan un niño de uno de nuestros programas y están esperando para viajar. Si bien es siempre emocionante tener noticias de estos padres, esperamos que todo el mundo entienda que las regulaciones del gobierno limitan la información, pruebas médicas o fotografías que podemos dar antes de completar la adopción del niño. Podemos confirmar si un niño está en nuestro programa o si le hemos operado o dado cualquier otro cuidado médico, pero no podemos realizar mas pruebas médicas, pedir exámenes o realizar operaciones. También es importante saber que hay diferencias en lo que se consideran cuidados médicos "rutinarios" en China o en otros países. Lo que puede ser consideradas pruebas rutinarias en una ciudad de EEUU, puede no ser rutinario en la China rural.

Muchas veces, cuando los padres adoptivos están revisando el expediente de un niño, o lo llevan a que lo mire un médico, les sorprende que a un niño diagnosticado de una cardiopatía no se le haya realizado un cateterismo o un eco cardiograma, o que no puedan sencillamente pedir al orfanato que lo haga, para poder tomar la decisión sobre su adopción. Muchos padres adoptivos esperan que esos test sean fáciles de pedir y realizar, pero a menudo, en las zonas rurales, no están disponibles. Además, normalmente los orfanatos no tienen los fondos para enviar a los niños a una ciudad mas grande para las pruebas médicas. Ya que son ellos quienes tienen la custodia de los niños de nuestros programas, es algo que deben decidir ellos y los que tienen que dar la aprobación. Esto puede ser difícil de entender para algunas Ecais y padres, ya que LWB ha estado proporcionando cuidados médicos a esos niños.
Los recursos de LWB son limitados y se utilizan para los niños que mas lo necesitan, y que a menudo nos los trae el propio orfanato. Además, una vez que un niño tiene sus papeles de adopción listos, y puede tener pronto una familia, los limitados recursos del orfanato y LWB pueden ser utilizados para ayudar a otros niños que están muy lejos aún de tener una familia. La realidad es que siempre tenemos que intentar decidir que niños lo necesitan más.
Cuando un niño para el que hemos organizado la operación es asignado a una familia, a veces la familia se pone en contacto con nosotros y nos dice que no quieren que esta se realice. Algunas familias prefieren que un médico de su elección realice la operación. En estos casos, hay que tener en cuenta que hasta que la familia llegue a China y firme los papeles de adopción, el orfanato sigue siendo el tutor legal del niño y por lo tanto, es decisión suya si la operación se realiza o no. Han habido ocasiones, en el pasado, en las que hemos cancelado una operación a petición de los padres, solo para que estos no continúen con la adopción, por motivos personales, o  que se echen atrás, una vez en China. En estas ocasiones, nos hemos dado cuenta de que no hemos puesto el interés del niño en primer lugar, ya que su operación se ha retrasado, a veces bastante tiempo. Así que ahora nuestra política es que el guardián legal del niño es el que toma las decisiones médicas, lo que quiere decir que el orfanato y el CCCWA deciden que y cuando se llevan a cabo los cuidados médicos.

Sabemos que las familias una vez que están revisando el expediente o han sido asignados, quieren saber todo lo posible sobre los niños. Los instintos paternales entran en acción, y las familias que esperan quieren asegurarse de que el niño que va a llegar a su familia está bien cuidado y recibiendo el tratamiento médico adecuado. Los padres que esperan comprensiblemente trabajan para hacer todo lo que pueden para asegurar esto. Muchas de nosotras, en LWB, hemos sido madres que esperaban, y todas empatizamos con los sentimientos que experimentan. Pero todos tenemos que trabajar, con nuestras limitaciones, para proporcionar el mejor cuidado al niño.

Abogando por la adopción podemos llevar nuestra misión un paso mas lejos y aumentar las posibilidades de que el niño sea adoptado. Con todos los cambios en el programa de Pasaje Verde (de la lista compartida y de las listas individuales) queremos estar seguros de que todo el mundo entiende nuestras limitaciones. Hemos estado recibiendo cada vez mas peticiones de ecais y familias para realizar pruebas adicionales en los niños, y que las familias puedan decidir si quieren seguir adelante con la adopción.Mientras estamos comprometidos al 100% en ayudar a cada niño a encontrar un hogar, no estamos en situación de pedir pruebas para fines adoptivos. La misión principal de nuestro programa médico es salvar vidas y ayudar a los niños a conseguir cuidados médicos de calidad. Nunca hay suficientes recursos para cubrir las necesidades, pero todas trabajamos cada día para ayudar al máximo número de niños posible. Cuando se adopta a través del programa de pasaje Verde, creemos que la información es la clave, y entendemos totalmente que la familia quiera tener toda la información médica posible.
Esperamos, sin embargo, que todo el mundo entienda que en muchos casos, la adopción es un "acto de fe" , y tenerinformación médica exacta  puede no ser posible. 
Maureen Gealy y Meg Montgomery, Defensoras de la Adopción