8 may. 2012

Expectativas Realistas: La Preparación del Niño

Muchos de los padres que adoptan internacionalmente, tienen un año o más para prepararse para la llegada del niño a sus vidas. Obtienen el Certificado de Idoneidad, y leen muchos libros sobre paternidad. Seguramente, para cuando suben al avión, han tenido muchas oportunidades de procesar sus sentimientos sobre formar una familia a través de la adopción.

Para el niño, sin embargo, a menudo no hay mucha preparación sobre lo que va a suceder cuando entren a la oficina de Asuntos Civiles, así que los padres adoptivos, deben anticiparse a todos los escenarios posibles. Algunos niños están inconsolables con el dolor y el llanto, mientras que otros, tienen tanto pánico al ser separados de su cuidadora, que reaccionan dando patadas o mordiendo, en una lucha desesperada por sobrevivir. Algunos se irán inmediatamente con sus padres, mientras que otros tendrán miedo de mostrar sus emociones, y se pondrán en "modo desconectado". Pero una y otra vez, oigo a los padres preguntar "porqué no prepararon mejor a mi hijo para la adopción?" Parece sencillo, no?

Nos imaginamos una cariñosa cuidadora, explicándole lo maravilloso que sería vivir en una familia, mientras le enseña con paciencia al niño el álbum de fotos que hemos enviado a China, con fotos de nuestra casa, nuestro perro, y claro, de papá y mamá. Los padres se disgustan cuando descubren que los regalos y álbum de fotos que han enviado, se lo han dado al niño un momento antes de llegar a la oficina de Asuntos Civiles, o que no se lo han dado. Encuentran absurdo que un orfanato no prepare a un niño mejor para el encuentro con su familia. Que puede ser tan complicado? Bien... pues muchas cosas. Hoy me gustaría compartir algunas conversaciones que he tenido, tanto con personal del orfanato como con padres de acogida, sobre porqué a menudo dudan tanto en hablar de la adopción con el niño.

Hace unos años, tuvimos una preciosa niña en uno de nuestros programas que quería una familia con todas sus fuerzas. Fue asignada a una familia, y fu´´i yo personalmente quien le dijo que iba a tener su propia mamá "muy pronto". Estaba loca de alegría, y se que empezó a contar los días que faltaban para tener su propia familia. Por desgracia, la familia no parecía tener las mismas ganas de completar la adopción. Pasaban los meses sin preparar papeles; cada vez que la Ecai los llamaba para preguntarles si seguían adelante, ellos daban un pequeño pasito. Los 6 meses se convirtieron en un año, y este, en dos años, y la pequeña seguía igual de lejos de tener una familia. Los niños mas mayores del orfanato, que ya no eran adoptables, empezaron a burlarse de ella, para liberar parte de la ira que tenían en sus corazones por no haber sido adoptados. Empezaron a decirle a diario que nadie iba a venir a por ella, que quien la iba a querer a ELLA. A pesar de los esfuerzos de las cuidadoras, la niña cayó en una profunda tristeza. Después de que la familia parase la adopción, hablé de lo que había pasado con el director del orfanato, que me dijo que nunca más le diría a un niño que una familia iba a venir, "hasta que estemos entrando por las puerta de la oficina para conocerlos"  Desde luego, es una respuesta exagerada, pero los padres adoptivos tienen que entender que los directores de orfanatos y cuidadoras ven regularmente familias que paralizan la adopción. Ya sea a causa de divorcios, problemas económicos, pérdida de trabajo o una muerte en la familia, a veces las adopciones no se llevan a cabo. Muchos trabajadores de los orfanatos sienten que están protegiendo al niño de futuros dolores de corazón ocultando información sobre la familia, hasta que la familia llega a China. También pueden sentir que están protegiendo al niño de insultos y amenazas de otros niños del orfanato, que están luchando contra sus propios sentimientos por no haber sido adoptados.

Muchas familias adoptivas piensan que si el niño está en acogida, por supuesto la mamá y papá de acogida estarán preparando al niño adecuadamente para la adopción. Pero incluso si tu hijo está en acogida, debes prepararte para la realidad de que la adopción no haya sido discutida abiertamente con tu hijo.

Hace poco una mamá de acogida supo que el expediente de la pequeña a la que tenía desde hacía casi 5 años estaba en una Ecai. Cuando le pregunté como se sentía, la mamá de acogida me dijo "Sé que tendría que prepararla, pero me duele tanto si quiera pensar en ello, que sigo pensando que si lo ignoro, quizás ese día nunca llegue"  Ella era una mamá que sabía que economicamente no podía permitirse adoptarla. Su cabeza le decía que tenía que empezar a explicarle a su hija de acogida que algún día tendrían que separarse. Pero su corazón, no se atrevía ni a pensar en ello, así que permanecía callada. Otros padres de acogida me han dicho que no quieren decírselo al niño "demasiado pronto" para no ponerlo nervioso o triste. Y otros, me han dicho que no hablan de la adopción internacional abiertamente, porque los vecinos, poco familiarizados con la moderna psicología infantil, han dicho cosas en el pasado a niños adoptados en el extranjero como "Te teñirán el pelo rubio para que te integres" o "  Si no haces todo lo que tus nuevos padres te digan, te venderán a una fábrica". Para muchas familias de acogida rurales, América, Holanda o España está tan lejos como la luna.y es complicado para ellos explicar la adopción internacional a un niño cuando ni ellos mismos la acaban de comprender.

Así que, aunque muchos en occidente piensen que sería "fácil" preparar al niño para la adopción internacional, la realidad es que hay montones de razones por las que los adultos que los cuidan eligen no decir nada hasta unos días antes de que el niño deje sus cuidados.

Los padres adoptivos necesitan entender que el niño que entra a la oficina de Asuntos Civiles a conocerlos, puede no tener ni idea de lo que significa "tener una familia permanente" A algunos niños, las personas que los acompañan les dicen que sean buenos, o los devolverán, así que en esos primeros días muchos niños tienen terror de hacer algo que les haga perder a su nueva familia, o harán muchas cosas "malas" para comprobar si sus padres se los quedan. Recuerda que has tenido mucho tiempo para preparar tu corazón y cabeza para esta adopción, y lo mas probable es que hayas tenido tus momentos de pánico en el camino. Tu hijo merece al menos el mismo tiempo para procesar y entender el concepto nuevo de "adopción". Como he dicho antes, el orfanato o padres de acogida pueden tener sus motivos para preguntarse si realmente vas a entrar por la puerta de Asuntos Civiles.

Todos deseamos que este proceso pudiera ser "perfecto" y que cada niño estuviera adecuadamente preparado para lo que van a experimentar. Pero ya que la adopción involucra a seres humanos con sus experiencias personales y emociones en juego, es un poco mas complicado que esto.

~Amy Eldridge, Directora Ejecutiva


No hay comentarios: