9 feb. 2013

Jenny, Jenny

En los años 80 muchos de nosotros cantábamos la canción de Tommy Tutone "Jenny, Jenny, you're the girl for me. You don't know me but you make me so happy." ("Jenny, Jenny, eres mi chica, no me conoces pero me haces muy feliz"). Y ahora, te traemos la historia de Jenny, que vive en el Heartbridge, una niña que necesita una familia desesperadamente y que lleva la alegría donde quiera que va y cuya dulce personalidad vemos todos los meses. Esta es su historia.



Hace unos meses nos llamó un orfanato para hablarnos de una niña que tenían a su cargo y que estaba extremadamente enferma. Tenía una colostomía infectada, tenía mucha fiebre y cada día se ponía más y más débil. Llevamos a Jenny a nuestra Casa de Curación Heartbridge en las afueras de Beijing y casi enseguida tuvo que ser ingresada en el hospital.


Mientras le hacíamos las pruebas supimos que además de su atresia anal la pequeña había nacido faltándole un riñón. El otro riñón no le estaba funcionando muy bien a causa de la infección y de una posible vejiga neurogena. Después de consultar con varios médicos de EE.UU y de China, Jenny fue llevada a uno de los mejores hospitales infantiles que hay en Shanghai y se tomó la decisión de practicarle un estoma urológico. En 24 horas empezó a ponerse mejor y unos días más tarde estaba tan bien que le dieron el alta para volver al Heartbridge. Ha superado una crisis de salud que asusta mucho y ahora puede dedicarse a vivir explorando la habitación de bebés donde vive.


Sin embargo, Jenny necesita que le reviertan la colostomía y necesitará un urologo pediátrico que piense en el mejor plan quirurgico para que pueda tener la vida más sana posible. Ojalá muy pronto encuentre una familia que, además de darle todo el cariño del mundo, pueda ayudarle a superar sus problemas médicos.


Si quieres saber más sobre la adopción de niños con necesidades especiales contacta con tu ECAI, allí te explicarán y te darán toda la información que necesites sobre el Programa de Adopción por Pasaje Verde de China.
   


No hay comentarios: