6 dic. 2013

La segunda oportunidad de Jenny

A finales de otoño de 2012, un orfanato de Jiangsu nos pidió si podíamos por favor tomar a nuestro cuidado a una niña que pensaban que estaba críticamente enferma. La pequeña había nacido con una malformación abdominal y tenía fiebre recurrente, e infecciones, que hacían que en el orfanato se temiera por su vida.

Jenny-1

Trasladamos a la niña, a la que llamamos Jenny, a nuestra Casa de Curación Heartbridge, a las afueras de Beijing. Llegó completamente apática y enseguida volvió a tener fiebres. Organizamos todo para que le hicieran todo tipo de pruebas y así supimos que esta precioa bebé tenía problemas médicos mucho más complicados de lo que nos habían dicho en un principio. Los médicos nos dijeron que además de sus problemas intestinales, Jenny había nacido con un solo riñón, y que el que le quedaba, estaba en peligro de estropearse. Era preciso operarla de urgencia para poder salvarle la vida. Nos sentimos muy aliviadas cuando salió bien de esta crisis y pudo volver a la casa de curación a recuperarse, aunque los ciclo de fiebre, infecciones y sustos médicos siguieron. Sabíamos que para que Jenny tuviera la oportunidad de tener buena salud a largo plazo, lo que realmente necesitaba era una familia propia.

1-13 Jenny 12 (1)

Por eso, cuando supimos la pasada primavera que una familia de EEUU estaba con todo el papeleo para hacer de Jenny su hija, no cabíamos en nosotras mismas de la alegría- Los siguientes ocho meses seguimos cuidandola en el Heartbridge, y siempre que lo necesitaba, era ingresada en el hospital y operada. Nos sentimos también muy agradecidas cuando uno de los mejores urólogos del mundo, el Dr. John Ngan, de Hong Kong, accedió a tenerla como paciente. Sabemos bien que han sido sus intervenciones las que han mantenido a esta pequeña con vida.

1-13 Jenny 11

A pesar de todos sus problemas médicos, empezamos también a ver cómo emergía su dulce personalidad. Jenny se vinculó con auténtica fuerza a sus cuidadoras, y en su compañía, sonreía y encantaba a todo el mundo. Pero ¡oh amigo! vaya como un desconocido entrara en la habitación! Jenny dejaría bien claro que ella no tiene ningún interés en nadie que no sean sus queridas cuidadoras!

Jenny-3

A finales de noviembre, dos desconocidos muy especiales llegaron a la vida de Jenny... sus papis adoptivos! Para ser sinceros, la verdad es que al principio a Jenny no le hizo ninguna gracia tener a gente nueva en su vida, pero sabemos que muy pronto va a compartir sus preciosas sonrisas con ellos, su familia para siempre. Tenemos muchísimas ganas de ver lo que esta niña tan especial y con tanta determinación, logra en la vida.

Jenny-2

Queremos dar las gracias de corazón a todos los que ayudásteis a Jenny, sufragando su estancia en la casa de curación así como sus costes médicos y quirúrgicos. Muchísimas gracias por dar a Jenny esta maravillosa segunda oportunidad!

Cuando trabajamos juntos, cosas maravillosas para los niños suceden.


No hay comentarios: