20 ene. 2015

Benjamín el gruñón, queremos cambiar su ceño de posición

Este precioso bebé llegó al orfanato cuando tenía sólo unas pocas semanas de vida, con una fisura labial y palatina bilatera. Parece que los intentos por darle de comer de su familia biológica no tuvieron mucho éxito puesto que llegó malnutrido y deshidratado. Ese pequeño ceño fruncido lo decía todo... la vida no estaba siendo fácil.
Benjamin12.14
Después de que le hicieran unas analíticas iniciales, trasladamos a Benjamín a nuestra Casa de Curación Heartbridge un par de semanas después. Las cuidadoras del orfanato ya habían hecho un trabajo estupendo con él y estaba en buena forma cuando las cuidadoras de nuestra casa le conocieron. Las cosas pintaban bien para este pequeño, y sin embargo, su ceño fruncido seguía presente en su carita. Después de todo por lo que había pasado, nadie podía quejarse de que fuera un poco gruñón!
Benjamin2
A finales de diciembre (sólo tres semanas más tarde) Benjamín había engordado casi un kilo, su ceño se había relajado y se había adaptado a su nuevo entorno muy bien. Seguiremos hasta abril dándole cuidadosamente de comer, mucho cariño y haciendo que haga ejercicio suave, para que esté preparado para ser operado en nuestro próximo viaje médico.

Hasta entonces, Benjamín necesita algunos padrinos más que le ayuden con los costes de la casa. ¿Te gustaría formar parte de su historia de esperanza? Puedes ayudarnos a conseguir su primerísima sonrisa!
Benjamin3

No hay comentarios: