12 nov. 2015

Estelle, de espíritu luchador

A finales de septiembre nos contactó un orfanato para hablarnos de Estelle, una niña recién nacida que acababa de ingresar en sus instalaciones y que tenía que ser llevada urgentemente al hospital.
Estelle found 9.15
Estelle tenía una neumonía muy grave, que en un recién nacido puede suponer riesgo de muerte, y también una anomalía esofágica. Para salvar su vida teníamos que trasladarla de inmediato a un hospital pediátrico más grande y mejor equipado donde pudiera ser tratarda. Afortunadamente nuestro Fondo para Emergencias Médicas hizo posible que pudiéramos trasladarla al día siguiente.
Estelle 9.30.15
Cuando llegó al hospital pediátrico ingresó en la UCIP (unidad de cuidados intensivos pediátricos) en estado crítico. Era muy chiquitita y estaba luchando tan valientemente contra la neumonía que todos cruzábamos los dedos para que tuviera la suficiente fuerza como para luchar otro día más.
Estelle12
Esos días se vió también que su esófago no estaba completamente conectado y que tenía varias fistulas (agujeritos). Tan pronto como los antibióticos pusieron la neumonía bajo control, Estelle fue operada con éxito de su esófago.
Estelle 10.31.15
Más de un mes después, Estelle se puso lo suficientemente estable como para que le dieran el alta del hospital y viniera a vivir a nuestra Casa de Curación de Anhui. Aquí recibe todo el cuidado médico especializado que necesita para ponerse al día y alcanzar el desarrollo de los niños de su edad.
Estelle nanny 11.15
Una vez haya cogido algunos kilos y tenga un desarrollo adecuado para su edad, esperamos que deje la casa y entre en nuestro programa de familias de acogida.

La historia de Estelle ilustra muy bien la importancia que tiene nuestro Fondo de Emergencias Médicas. Muchas veces no tenemos ni un minuto que perder cuando llegan a nuestros oídos los casos de niños que necesitan curación. A pesar de ser una luchadora de por sí, Estelle probablemente no habría resistido una semana más sin nuestra intervención.
Estelle 11.15
Ahora esta pequeñuela sólo tiene que concentrarse en dormir, comer y crecer. Sí que parece feliz por haber terminado ya con la experiencia traumática de sus primeras semanas de vida, y lista para empezar las aventuras que la vida le tenga preparadas!

No hay comentarios: