30 mar. 2017

Cómo una foto me presentó a LWB - y a mis cuatro hijas

Mi marido Cameron y yo, tenemos diecisiete hijos. Once de los cuales han sido adoptados en Asia, y cuatro de esos once, crecieron en el mismo orfanato. El viaje a estas cuatro hijas nuestras, las "hermanas de Huainan", empezó con esta foto:

Nuestra agencia de adopción, Madison Adoption Associates, publicó esta foto tratando de buscar familia a una preciosa chica con una sonrisa increíble. Ella acababa de ser adoptada, pero esa adopción se deshizo cuando aún no habían salido del país. La camiseta que llevaba me intrigó. Nunca había oído hablar de Love Without Boundaries y me pregunté por qué la llevaba, de dónde la había sacado y por qué la camiseta estaba tan nueva. Empezamos a tramitra su adopción y me pusieron en contacto con Amy Eldridge y con Sandy Hartman, las dos de LWB. Como Ruby, que es así como la llamaban, era alumna de la escuela Cree En Mí, del orfanato de Huainan, ambas mujeres se mostraron muy interesadas en esta niña y en su adopción. Según íbamos avanzando en el papeleo, LWB se preocupó mucho por su bienestar y nos acompañaron durante todo el proceso y proporcionaron a Ruby apoyo directo para que su segunda adopción fuera bien.

Viajamos a Huainan a conocer a nuestra hija, a la que llamamos Ali. Mientras estábamos allí, supimos más sobre la desesperada situación de los huérfanos de Huainan, y lo importante que LWB era para su bienestar. Siempre les estaremos agradecidos. Ver de primera mano lo que LWB hizo por mi hija me convenció de que en cuanto volviera a casa, me presentaría voluntaria para ayudar a LWB.

Y mientras estábamos en Huainan, esta niña conocida como Sara Ann, nos robó el corazón:
En cuanto la vimos, lo primero que dijo mi marido Cameron fue: "Kelly, no la vamos a dejar aquí. Abogaremos por ella hasta que encuentre a una familia." Volvimos a casa y eso fue lo que hicimos. Pedimos a nuestra agencia que hiciera un seguimiento de su expediente y que abogara por ella. Estuvieron de acuerdo y finalmente, le encontraron una familia. Nos sentimos muy aliviados.

Seguimos de cerca el proceso de adopción de Sara Ann y todo iba sobre ruedas. Varios meses después de empezarse, supimos que la adopción se había interrumpido por una crisis en el seno de la familia adoptiva. Se nos rompió el corazón, pero tanto Cameron como yo supimos de inmediato qué era lo que esto significaba: volveríamos a Huainan. Decidimos llamarla Riley y empezamos todo el papeleo para adoptarla.

Todo iba muy bien hasta que vimos la siguiente foto que nuestra agencia publicó para tratar de buscar una familia para Hannah, una niña mayor que iba a cumplir los 14 en Huainan.
Cameron supo en cuanto vio la foto que era nuestra hija, y la llamamos Jessie. Teníamos cinco cortos meses para llegar a Huainan antes de que Jesie cumpliera los 14 y lo logramos sobrándonos un mes!

El viaje a Huainan fue estupendo. Ali vino con nosotros para visitar a sus amigos del orfanato. Nuestra hija biológica, Brittany, también vino con nosotros. Cameron le hizo esta foto en el orfanato, dándole la mano a una preciosa niña con abrigo rojo:
Esta niña, cuyo nombre dado por LWB era Angie, se agarró bien a la mano de Brittany la siguió por todas partes durante todo el tiempo que estuvimos allí. Cuando nos fuimos estabamos seguros de que este iba a ser el último viaje a Huainan y nos dio pena pensar que Riley y Jessie probablemente no tendrían la oportunidad que tuvo Ali de volver a visitar el lugar.

Llegamos a casa y cuando las niñas empezaron a aprender inglés, Riley nos dijo que ella ayudaba a cuidar a la niñita del abrigo rojo. Nos preguntó si íbamos a adoptar otra vez y si podríamos considerar traerla a casa?

No pudimos negarnos a la petición de Riley, así que procedimos a solicitar a nuestra agencia el expediente de adopción de Angie. Sin embargo, su expediente aún no había sido preparado. Les pedimos que dijeran al orfanato que nos gustaría considerar su adopción si pensaban en prepararle el expediente. Seis meses después, iniciamos otra adopción en China con la esperanza de que el expediente de Angie se completara. Realizamos el proceso de adopción, viajamos a China a por otros niños, pero todavía no sabíamos nada de la pequeña del abrigo rojo.

Unos seis meses después de volver a casa, iniciamos otro nuevo proceso de adopción y nos aseguramos de que nos consideraran idóneos para la adopción de dos niños, en caso de que el expediente de Angie saliera durante el proceso. Nuestras oraciones recibieron respuesta y durante el proceso, llegó el expediente de Angie. Riley y Jessie viajaron a Huainan con nosotros para recogerla. La llamamos Peyton y llegamos a casa con ella en noviembre de 2016.

Y así es cómo una foto hizo que las cuatro hermanas de Huainan fueran parte de un gran grupo, la familia Bernadsky, que es donde han pertenecido siempre!
 
Riley, Ali, Peyton y Jessie Bernadsky
~Kelly Bernadsky es la Asistente de la Coordinadora de LWB de la escuela Cree En Mí de Huainan.

No hay comentarios: