20 mar. 2017

La chica de los muchos nombres

¿Sabías que la web de LWB tiene una estupenda sección llamada TeamLWB donde puedes crear tu propio evento para recaudar fondos para LWB? Hoy queremos presentaros a una persona estupenda que está usando esta plataforma súper fácil de usar para recaudar fondos y ayudar así a que los niños huérfanos puedan ser llevados a hogares de acogida.

Soy una chica con muchos nombres, y cada uno de mis nombres es una parte diferente de mí. Me llamo Jade Shelby Elizabeth Chan Tikvah Leah Tze Sum Shi Yu Han Gurman.
Jade, mi primer nombre, viene del nombre de mi abuelo Joseph. Shelby, mi segundo nombre, viene del nombre de mi otro abuelo, Shelly. Elizabeth, mi tercer nombre, viene del nombre de la primera esposa de mi padre que, tristemente falleció. Se llamaba Elizabeth (Liz). Jade Shelby Elizabeth Chan es el nombre de mi certificado de nacimiento pero el resto de mis nombres también son parte de mí.


Tikvah Leah, que significa Esperanza Leah, es el nombre hebreo que me dieron mis padres.

Tze Sum, que significa Corazón Compasivo, es el nombre que me dio mi padre.

Shi Yu Han, que significa Sol Después de la Lluvia, es el nombre que me dieron en el orfanato.

Gurman es el apellido de soltera de mi madre.

Estos son los nombres en los que pienso cuando la gente me pregunta cómo me llamo, pero también tengo otro "nombre". Mi madre de acogida me llamaba Bao Bao, que significa preciosa.

He tenido mucha suerte, al contrario que la mayoría de los niños huérfanos de China, sólo estuve en un orfanato durante un mes de mi vida. Entré casi directamente en el sistema de acogida. Mi madre de acogida me cuidó desde que tenía un mes de edad, y me preparó para mi adopción.

De las historias que me cuentan mis padres, sé que irme de China no fue fácil para mi, ni para ellos. Más concretamente, dejar a mi madre de acogida. Dicen que lloraba mucho y que quería volver. Mi madre me dice que fue mi padre el que me separó de mi madre de acogida y que yo me enfadé mucho con él durante un tiempo. Realmente debía de adorar a mi madre de acogida.
Tenía suerte... tenía una familia, me cuidaron, tenía buena salud y, lo más importante de todo, fui muy querida. Sé la suerte que tenía. He sido querida por alguien toda mi vida. Puede que no parezca demasiado, pero lo es. No todo el mundo tiene esa oportunidad.

Mis padres hacen mucho por mí y yo se lo agradezco, pero no siempre lo demuestro. Puedo ir a un gran colegio, a campamentos, soy parte de muchas comunidades increíbles, pero, como digo, soy una chica con muchos nombres.

Para celebrar mi Bat Mitzvah, por favor, piensa si puedes ayudar al sistema de acogida familiar donando a Love Without Boundaries. Tu donación ayudará  a sufragar los costes del Programa de Acogida Familiar de LWB, de la nutrición suplementaria, abrigos de invierno y otros artículos necesarios para criar a un niño y ofrecerles un entorno saludable y de bienestar. Tu donación ayudará a dar a un niño huérfano de China o de Camboya la oportunidad de formar parte de una familia y de recibir su cariño y sus cuidados.