17 ago. 2010

Scotty me ha robado el corazón!

En 2004, cuando tuve la primera oportunidad de trabajar en un orfanato chino, hubo una niñita que me robó el corazón. Estaba muy asombrada por el hecho de que podía estar cuidando a 200 niños y aún así, que hubiera una que se hiciera tan especial y querida. Después de ocho días ayudando a su orfanato, dejarla fue una de las cosas más difíciles que he hecho. Así que cuando llegó el momento de mi siguiente viaje para ayudar a otro orfanato, me dije a mi misma que no me volvería a enamorar de ningún niño en particular. Por mucho que lo intenté, otra niñita me robó el corazón. Ahora que trabajo con los orfanatos, sé que es inevitable, siempre habrá uno o dos niños con los que crearé un vínculo especial; uno o dos niños cuyas caritas se grabarán para siempre en mi mente y en mi corazón y que estarán siempre en mis pensamientos. En mi viaje más reciente a China, en Mayo de 2010, Scott fue uno de los dos de entre más de 500 niños con los que trabajé, que robó mi corazón.

¡Qué niño tan dulce! Yo le llamaba Scotty. Mientras escribo esto, brotan en mi cabeza palabras descriptivas para esbozar su personalidad: curioso, satisfecho, sensible, tranquilo, feliz, trabajador, determinado, centrado, amable y resiliente. A principios de año, Scotty empezó a atender la Believe In Me, la escuela infantil que LWB ha ubicado en su orfanato de Jinjiang. A pesar de su necesidad especial, va maravillosamente bien en clase e interactuando con los demás alumnos y con los profesores. Las manos de Scotty son deformes, pero su actitud es perseverante y colorea y construye torres de bloques muy bien.

Como muchos otros niños, Scotty tiene fisura labial operada. Una tarde, nuestro equipo llevó a los niños del colegio un lote de libros nuevos con palabras tanto en inglés como en chino. Durante casi dos horas, nuestro equipo se sentó con los pequeños leyéndoles los libros a pesar de que ninguno de nosotros hablábamos chino y los niños no entendían inglés. Yo pasé este rato con Scotty. Tenía un abecedario básico que tenía un dibujo y una palabra para cada letra. Leí todo el libro una vez diciendo: "A-Apple; B-Ball; C-Cow..." Scotty estaba sentado en silencio a mi lado, observando atentamente. Cuando acabé todas las letras, empecé de nuevo "A-Apple" y enseguida escuché la vocecita más debil diciendo "Apple" en un inglés perfecto. Estaba asombrada! Lo decía Scotty... un pequeño que solo ha oído chino en toda su vida. Así que fuimos página a página "B-Ball, C-Cow, D-Dog…" hasta el final, "Z-Zebra" y Scotty pronunciando claramente cada palabra después de mí. Un logro tremendo para un niño nacido con fisura y que ha crecido en un orfanato.

Llevo a Scotty cada día en mis pensamientos, y deseo con toda mi alma que llegue el día en que me digan que ha sido asignado a una familia especial que sea la suya propia para siempre. Este niño tan increíble tiene mucho con lo que contribuir en su familia y es un amor. Lo sé porque me ha robado un trocito de mi corazón!

Heather Williams es la directora de Hope's Heart Orphan Foundation.

Love Without Boundaries aboga por la adopción pero no es una agencia de adopción o ECAI. Te animamos a contactarnos en inglés en adoptionassistance@lwbmail.com o en español en lwbspain@gmail.com,  para cualquier duda que puedas tener sobre los niños que retratamos en el blog, pero es tu ECAI la que te explicará y te dará toda la información sobre el Programa de adopción por Pasaje Verde de China.

No hay comentarios: