20 dic. 2011

Una Historia de Adopción: Ali y su Papá

Ruby fue una estudiante muy querida de nuestra Escuela Cree en Mí de Huainan, y nos entusiasmó verla en la lista compartida, preparada para ser adoptada. La presentamos en el blog nuestra preciosa Ruby busca una familia y de nuevo en Ruby: un sueño es un deseo del corazón. Sabíamos que soñaba con una familia propia y con un príncipe encantador. Bien, parece que lo ha encontrado! Ruby, ahora se llama Ali, y nos encanta contarte la historia de su adopción, a través de su padre. 

Mientras esperaba en la parte de atrás de una frío y oscuro quirófano, esperando a que un cirujano utilizase mi producto, recibí un mail de mi esposa. Acabábamos de volver de China, después de adoptar a un niño de 5 años muy alegre, y me sentía muy afortunado de que el proceso de incorporar a un "niño mayor" a nuestra ya extensa familia, estuviese marchando mejor de lo que esperaba, especialmente porque él no hablaba ni un poco de inglés. 

El mail de mi esposa decía poco, pero la foto que incluía hablaba por sí sola. Allí, mirándome desde mi teléfono, estaba una preciosa niña de 11 años, en China, y con necesidad de una familia. Al momento supe que esa niña iba a ser parte de nuestra familia. Sin embargo, en los siguientes minutos, horas y días, luché contra muchas cosas. Acabábamos de regresar de China, y la verdad es que no esperaba volver, al menos no en el próximo año. Habíamos tenido una adopción muy buena con un niño mayor. Estábamos tentando a la suerte adoptando a una niña todavía mas mayor? Y una cosa es traerse a un niño de 5 años que no habla inglés, pero 11 años? Mientras pensaba con lógica en todos los motivos por los cuales no debíamos adoptarla, continuaba mirando la foto de la sonriente niña que me miraba desde el salvapantallas de mi teléfono. Pero a pesar de todos los problemas a los que nos enfrentábamos, supe que Ali estaba destinada a unirse a nuestra familia, y valía la pena todos los desafíos que tuviésemos que superar.

Llevamos en casa varias semanas, y todas las preocupaciones que tenía sobre adoptar un niño mayor están lejanas en mi memoria. No puedo imaginar a mi familia sin la contagiosa sonrisa de Ali y la alegría que ha traído a nuestras vidas. Nuestra gran familia se lo pasa muy bien aprendiendo chino, mientras ella nos enseña con paciencia palabras, y se ríe cuando estamos lejos del objetivo. Y continúo sorprendido de como va aprendiendo ingles cada día. Entre las cosas que aprendió rápido, fue como llamar al perro! 

Nuestro corto tiempo juntos no ha estado exento de problemas, y soy realista y se que el futuro puede traer más todavía. Pero en cierto modo, sentimos que que ella siempre ha estado aquí, una parte permanente de nuestra familia, y una niña de la que nos sentimos orgullosos de poder llamar hija. Mientras escribo esto, pienso en todos los padres que pueden estar luchando con las mismas cosas con las que tuve que luchar yo. Estoy tan agradecido de no haber dejado que la lógica me impidiese experimentar una de las mayores alegrías de mi vida  – la adopción de mi maravillosa hija.  Y continuo pensando en todos los niños huérfanos mayores que esperan una familia – y espero que muchos mas padres encuentren en su corazón la manera de decir "si" a un niño que lo necesita.

~Cameron Bernadsky, papá de Ali.

Nos encanta saber que Ali  va a tener su oportunidad de "ser feliz y comer perdices"! Si eres un padre con preguntas parecidas sobre adopción, y te gustaría hablar con otro padre, por favor, siéntete libre de enviarnos un mail a info@lwbmail.com y se lo remitiremos a Cameron.

No hay comentarios: