22 ene. 2013

Nuevos retos

El sábado terminé el blog diciendo que el cambio en la población huérfana ha cambiado a lo largo de los años y de modo radical las responsabilidades de las cuidadoras. Hace diez años, las cuidadoras tenían a su cargo entre 10 y 15 niños cada una en las habitaciones principales... pero en conjunto, se podría decir que estos niños eran "sanos". Ahora suelen cuidar al mismo número de niños, pero niños que tienen necesidades médicas, y es un trabajo complejo de verdad. Nunca olvidaré entrar en un orfanato rural de una provincia de la China occidental y ver a una cuidadora metiendo un gastado tubo de goma en la garganta de un bebé fisurado. Luego procedió a verter leche gota a gota a través de ese tubo. Me explicó que el niño no podía comer de un biberón normal así que se había inventado ella sola este método casero para poderle alimentar y salvarle la vida.    

 


Ahora, cada vez que visito un orfanato, tengo que ser fuerte y dura por la cantidad de niños que veo que necesitan cuidados médicos. Hay niños con cardiopatías, niños con fisuras, bebés con tumores medulares, atresias anales, glaucoma y mucho más. Las cuidadoras ahora también tienen que hacer de enfermeras además de cumplir con sus tareas principales. Y otro problema que estamos viendo es que los bebés y los niños que están entrando en el sistema de orfanatos suelen tener no una sino múltiples necesidades especiales. La niñita de la foto de abajo por ejemplo, tiene atresia anal, polidactilia (dedos de más), microtia, fisura palatina y retraso en el desarrollo mental. El cuidado y las atenciones que estos niños necesitan son a menudo muy complicados, y muchas de las patologías no son bien conocidas. En China hay una creencia muy extendida de que los niños con parálisis cerebral, por ejemplo, tienen también retraso mental. El autismo es otra necesidad especial poco entendida y para la cual hay muy pocas opciones terapéuticas disponibles.   

El gobierno chino ha puesto en marcha dos importantes iniciativas sociales para ayudar con esta nueva población de niños huérfanos en los orfanatos. Uno de ellos, que merece todo nuestro aplauso y reconocimiento, ha sido la implantación del Plan Tomorrow o Mañana (Tomorrow Plan) que ha ayudado a que miles de niños huérfanos puedan ser operados de sus condiciones médicas. Con el Plan Tomorrow, los orfanatos tan solo tienen que cumplimentar un formulario para que se apruebe el tratamiento de un niño, y una vez aprobado, reciben los fondos de lo que costaría el hospital y el tratamiento. Este sistema funciona extremadamente bien para niños que tienen problemas de leves a moderados, como los niños con fisuras labiopalatinas o cardiopatias "menores" como el DSV o DSA. Hoy día y gracias al Plan Tomorrow, es rarísimo que nos pidan ayuda a nosotras para algún bebé o niño con una cardiopatía sencilla.            

Sin embargo, muchos bebés abandonados solo tienen entre 24 y 48 horas para sobrevivir si no reciben cuidados médicos inmediatos. Los prematuros por ejemplo, o los niños con atresia anal. Los orfanatos nos llaman para las urgencias, cuando tienen a un bebé que no puede esperar a que se apruebe su solicitud de tratamiento. También nos piden que ayudemos a niños con patologías mucho más complejas, como múltiples cardiopatías o con tumores medulares que se han roto. A veces, el hospital designado para el Plan Tomorrow en esa ciudad no puede realizar una operación en concreto y entonces se necesitan fondos externos para trasladar al niño a Shanghai o a Beijing.


Un nuevo orfanato en Sanmenxia, provincia de Henan.

La otra iniciativa nacional puesta en marcha para ayudar a los niños huérfanos es la llamada Blue Sky. El propósito de este proyecto es construir orfanatos nuevos y modernos que puedan alojar a esta nueva población de niños. El plan está financiado en parte con el sistema de loterías chino, y los fondos obtenidos para este programa son muy cuantiosos. En todas las ciudades de China se están construyendo estos enormes orfanatos, incluso en ciudades muy rurales y pequeñas.

Estas instituciones nuevas suelen tener grandes zonas dedicadas a la fisioterapia y a la rehabilitación destinadas a atender las necesidades de los niños con patologías como parálisis cerebral. Donde quiera que vaya ahora en China, lo que más me piden con diferencia es formación y equipos de fisioterapia. Las cuidadoras y el personal de los orfanatos quieren cuidar a los niños a su cargo, pero todavía hay muy pocos recursos disponibles para los niños que tienen necesidades especiales de moderadas a severas. Y con tantos niños con malformaciones congénitas y discapacidades a largo plazo, los retos a los que se enfrentan las instituciones son enormes.
~Amy Eldridge, Chief Executive Officer. Directora Ejecutiva

Mañana: Por qué la Adopción Internacional todavía es importante
    


1 comentario:

Mei dijo...

Oh Amy...Gracias por tanta y tan buena información. DEsde España