17 dic. 2013

Uno de esos momentos de "respiración entrecortada"

La noche pasada estuve en el concierto navideño de mi hija, y fue una velada muy especial. Disfruté con cada una de las canciones que cantaron y después, tuve uno de esos momentos que creo que todos los padres experimientamos ocasionalmente con nuestros hijos. Miré a mi hija en el escenario, de pie, con un vestido negro formal y con un gorro de Papá Noel en la cabeza, y no sé si fue el reconocer la seguridad en sí misma que tenía, o la alegría que vi en sus ojos mientras cantaba... pero de pronto todo lo que ha tenido que superar desde que la dejaron sola de recién nacida hasta ahora me invadió de forma tan fuerte que me puse a llorar.

Santa baby

¿Le ha pasado a alguien más esto de que se le entrecorte la respiración cuando no acabas de poder creerte el privilegio de ser la madre o el padre de un niño nacido de otra persona? Yo lloraba asombrada por haber acabado de alguna forma siendo su madre, y agradecida por haber tenido el corazón abierto a la adopción, y triste pensando que hay una familia en China que puede que nunca llegue a ver la increíble persona a la que dieron vida. Qué pérdida tan inconmesurable para ellos el no poder conocerla, a su recién nacida que en ese preciso instante cantaba a pleno pulmón la canción de "Santa Baby" en el gimnasio de un colegio, al otro lado del mundo, en Oklahoma. Tengo la sensación de que voy a seguir teniendo estos momentos de "respiración entrecortada" cuando tenga 90, porque incluso 14 años después siendo su madre, todavía pienso que es un milagro que seamos familia.

Jenny's family
Jenny, en brazos de su madre, con su familia para siempre

Esta mañana, mientras pensaba en el momento del concierto, también pensaba en cuántas familias han adoptado niños que fueron en su día ayudados por LWB. En los últimos 10 años, ese número ha llegado a los miles. Siempre es una tremenda alegría cuando podemos contactar con la familia y pasarle toda la historia de su nuevo hijo o hija con nosotros en China, en forma de fotos, informes, e historias. Creo que esas fotos son un poderoso recordatorio de lo lejos que muchos niños huérfanos han llegado. En este mes solo, hemos podido celebrar que Jenny, Braxton y Elizabeth, de la Casa de Curación Heartbridge, han sido adoptados. Y ¡Oh! la cantidad de pensamientos y consultas y cuidados médicos que les hemos mandado a estos bebés que nacieron con necesidades médicas tan complejas.

GWC Braxton
Braxton, ya está en casa con su familia para siempre.


En estas fiestas, estamos pidiendo a nuestros simpatizantes que "Den lo que cuenta", pedimos a los que se preocupan por las vidas de los niños huérfanos que donen para poder extender nuestro trabajo con los niños que sufren. Cuando te preocupas en hacerlo, inviertes tu compasión en un niño que ya ha sufrido la pérdida más grande de su vida, la de sus padres biológicos. Y creo que lo que le estás dando es un regalo que no puede ser cuantificado. Estás dando esperanza real y la oportunidad de experimentar el amor de verdad, a un niño que se merece mucho más de lo que la vida le ha dado.

Elizabeth_2-280-280-crop
Elizabeth, ya está en casa con su familia para siempre.


Espero que todos los que hagan una donación en estas fiestas se den cuenta de que su regalo no sólo impacta vidas en un sentido inmediato, por ejemplo donando a cuidados médicos, a una familia de acogida o a educación. Su donación puede impactar vidas durante décadas. Todas y cada una de las veces que un niño de un programa de LWB es adoptado, pienso que en algún momento del futuro su madre o su padre le verán actuar en el gimnasio del colegio con lágrimas en los ojos, teniendo su propio momento de "respiración entrecortada" cuando se den cuenta lo milagroso que ha sido que sean padres a través de la adopción. Esto es lo que las personas que donan a nuestros programas hacen. Dan curación, y esperanza, y amor a los niños que suelen necesitarlo desesperadamente... y también impactan a familias enteras y a generaciones por venir a través del honor de la adopción.

Give-Joy

Haz tu donación para acabar el año y ten por seguro que en estas fiestas realmente habrás dado algo que no tiene precio. Mi corazón está desbordado de gratitud por todos los niños cuyas vidas nos habéis permitido tocar en el pasado. Trabajemos juntos para seguir dandoles esta preciosa oportunidad a muchos más niños este año que viene.

~Amy Eldridge, Chief Executive Officer


No hay comentarios: