3 jun. 2014

Diego da pasos adelante

Nacido con pie equino congénito, Diego, de tres años de edad, entró en el Programa de Familias de Acogida de LWB cuando tenía once meses de edad. Vivir con su cariñosa familia de acogida no solo le ha dado seguridad y estabilidad sino también la oportunidad de recibir de forma continuada el tratamiento diario que necesitaba después de su cirugía correctora.

Diegoresized
Diego tuvo que llevar abrazaderas ortopédicas en sus pies todas las noches durante meses, y eso no le gustó nada. Algunas noches lograba quitárselas, e incluso una vez las rompió. Su maravillosa madre de acogida nunca descuidó su tratamiento y se aseguró de que llevaba los aparatos puestos todo el tiempo necesario para tener resultados óptimos.

Además de los pies, a los padres de acogida de Diego les preocupaba sus piernas, pues pensaban que las tenía demasiado delgaditas y débiles. Nunca dejaron de animarle a que caminara, y junto a los cereales enriquecidos que recibía a través de nuestro programa de nutrición, Diego empezó a ganar fuerza y confianza en sí mismo.

Diego-1
Ver las fotos de Diego dando sus primeros pasos a la edad de 19 meses, fue una auténtica alegría para nuestras voluntarias!

Diego-2
Diego tiene una familia de acogida grande, y se lleva muy bien con todos sus hermanos y hermanas. Tiene una hermanita pequeña llamada Cristina, también apadrinada por LWB, a la que adora y con la que siempre comparte sus chuches. Cuando la madre está haciendo la colada, él la cuida y juega con ella.

Diego-4
En marzo Diego empezó la escuela gracias a la ayuda del Programa de Asistencia al Estudio de LWB, y ya no hubo vuelta atrás para él. Le encanta el cole!! Desde que empezó a ir, es el primero que se va a la cama, y todas las mañanas se despierta por sí mismo con muchas ganas de ir a clase. Si le dejaran, llevaría la mochila puesta todo el día. Cuando vuelve del cole se la deja puesta hasta la hora de cenar. Hace poco ha estado resfriado y cuando su madre le dijo que no podía ir al colegio, empezó a llorar. En ese momento el teléfono sonó y Diego dijo: "Esa es mi profesora que me llama para que vaya al cole." 

Diego ha avanzado mucho en muy poco tiempo. Estamos muy orgullosas de este jovencito y muy agradecidas a nuestros padrinos del programa de acogida por ayudarle a que de pasitos adelante.

2 comentarios:

Fernando dijo...

Genial, Diego!

Sigue así. Es fenomenal ver cómo has evolucionado gracias a todo lo que tu familia de acogida, LWB y sus padrinos te apoyan

Aprendiz de Haiku dijo...

Es una gozada contemplar toda la energía que tienes y esa cara de felicidad. La vida te deparará grandes cosas. Te lo mereces. Un besito, pequeñin. María Argentina