9 jun. 2014

Te quiero de aquí a China y vuelta otra vez

Es septiembre de 2003. Una pareja joven que viven en la China rural acababan de tener sham bowtie - gemelas. Pero sus esperanzas se derrumbaron cuando descubrieron que sus bebés tenían fisuras labio-palatinas, que no solo desfiguraban sus caritas sino que les hacían imposible amamantar. Sin los medios ni el conocimiento necesarios, y desde luego, sin seguro médico, cuidar de un niño fisurado, y mucho menos de dos, les suponía un terrible problema.

O
Después de tres días difíciles, decidieron que la mejor esperanza que tendrían las gemelas sería dejarlas en el orfanato local. Tan pobres eran que no tenían siquiera papel para escribir una nota, por ello los padres rompieron un trozo de una bolsa de papel marrón para escribir estas palabras tan sentidas: "Queridas personas bondadosas, somos pobres y no podemos criar a nuestras gemelas. Por favor, quédenselas. Nacieron el día 12 de septiembre de 2003."

D
En la oscuridad de una fría mañana de otoño, dejaron la nota entre las dos niñas envueltas solo en una mantita, dejaron a las niñas a las puertas del orfanato y se escabulleron entre las sombras de la noche.

En el orfanato las niñas no estaban mucho mejor. Al igual que la madre, las cuidadoras no podían alimentarlas. Las ayis, o cuidadoras, intentaban darles de comer con un cuentagotas, pero sin biberones especiales para niños fisurados las esperanzas de las gemelas para sobrevivir se desvanecían.

Entonces sucedió el milagro.

Linda Shum llegó desde Gympie, Australia, para ser voluntaria en ese orfanato. Cuando vio a las ayis luchando para alimentar a las niñas, buscó en su bolso y, como si fuera magia, sacó dos biberones especiales para fisuras. Curiosamente un hospital de su país se los había dado justo antes de volar hacia China. En no tiempo, las niñas empezaron a comer copiosamente por primera vez en sus cortas vidas.

O
Sabiendo que el cuidado especializado que las gemelas necesitaban no estaba disponible en el orfanato, Linda lo arregló todo para que fueran trasladadas a un hogar en Beijing dirigido por otra australiana la Dra. Joyce Hill y su marido Robin. Los Hill dieron a las niñas el mejor de los cuidados, pero todo el mundo sabía que para que tuvieran una oportunidad razonable de ser adoptadas, tenían que ser operadas y cerrar sus fisuras.
 O

Seis meses después, la Dra. Hill se enteró de que una organización americana, aún principiante, llamada Love Without Boundaries, iba a mandar a un grupo de cirujanos ese mismo mes para operar a niños fisurados en Shantou, a unos 1.500 km de Beijing.

Los Hill contactaron con LWB y en unos días volaron a Shantou con las gemelas. Cuando el Dr. John Padilla, un cirujano plástico de Beverly Hills, vio a las gemelas, se las pidió enseguida. Las gemelas fueron las primeras niñas en ser operadas en un viaje médico organizado por Love Without Boundaries.

Twinspresurgery
¿Qué os parece el trabajo del Dr. Padilla?
Twinspostsurgery
En ese mismo momento, al otro lado del mundo, mi esposa Grace y yo estábamos "viviendo un sueño" en la soleada Stuart de Florida. Nuestra empresa salía adelante, teníamos una casa maravillosa, una iglesia estupenda y amigos increíbles. La vida era buena.

Poco sabíamos entonces que nuestras vidas iban a cambiar enseguida... radicalmente... para siempre.

Justo antes de fin de año recibí un email de la Fundación Million Dollar Round Table (MDRT ~ La Mesa Redonda del Millón de Dólares) invitándonos a Grace y a mi a ayudar a levantar un jardín infantil en China. La idea de unirse a un grupo internacional de miembros de la MDRT, en un proyecto en el interior de China, era algo que nos apetecía mucho. Así que en enero de 2004 nos subimos en un avión rumbo a Beijing para construir el jardín de infantes. Mientras estuvimos allí tuvimos el privilegio de pasar algún tiempo con algunos de los niños que disfrutarían de nuestro trabajo. Durante toda mi estancia había una pregunta que no salía de mi mente, "¿Por qué estos niños no son adoptados?." Y en el viaje de vuelta quise hablar de la adopción con Grace, pero pensaba que nunca aceptaría.

Grace y yo nos casamos a la edad de 18 y 19 años, lo que ya de por sí es una auténtica locura! Aún así, no me arrepiento de nada. Al año de casarnos Grace quedó embarazada, pero lamentablemente, nuestro hijo falleció en el parto. Realmente pensé que volveríamos a intentarlo más adelante (mucho más adelante), pero Grace no se volvió a quedar embarazada. En tres ocasiones distintas intentamos adoptar pero las tres veces fallaron. La última fue especialmente dolorosa y Grace me dijo que no quería volver a hacerlo nunca más.

Esas palabras se me quedaron en la cabeza durante años.

Parecía que nuestro destino era no tener hijos, y este pensamiento me resultaba perturbador. Nunca fue mi sueño tener éxito, mi mayor sueño era ser padre, pero no parecía que fuera a suceder. O eso pensaba.

A mitad del vuelo de vuelta a casa le dije a Grace "¿te plantearías adoptar a uno de esos niños?", y sorprendentemente me dijo "Sí, me lo plantearía." Al parecer, en lo más profundo de su corazón, ella también soñaba con ser madre, tanto como yo soñaba ser padre.

Una vez en casa discutimos la idea de adoptar no sólo a uno sino a dos. Todo el mundo trató de quitarnos la idea de la cabeza. Nadie puede adoptar dos niños a la vez en China, nos decían. Pero nos sentimos inclinados a intentarlo, y como resultado, hicimos todo lo que teníamos que hacer teniendo en mente la idea de adoptar no a uno sino a dos pequeños de China.

Después de seis meses, con todo el papeleo terminado, entregamos nuestros documentos a China. Ahora empezaba la espera.

En este punto lo que os voy a decir no tendrá ningún sentido a menos que creáis en milagros. Siete días, no siete ayos o siete meses, siete días después de que nuestros documentos salieran hacia China, recibimos una llamada de nuestra agencia. "Sr. White, acabamos de recibir nuestra lista de niños a los que buscarles familia, y la lista la encabezan Fu Yayun y Fu Yaqiu, dos niñas gemelas con fisura labial operada y fisura palatina sin operar. Como son la única familia que conocemos que están aprobados para la adopción de dos niños, han pasado de estar al final de la lista al principio, y nos gustaría saber si aceptarían."

Tres meses después estábamos en China adoptando a estas dos jovencitas sobre las que habéis leído antes - nuestras hijas Reagan y Sydney White.

Uno de los mayores privilegios de la paternidad es tener el honor de poner nombre a tus hijos. En junio de 2004 Grace y yo volvimos a China para ser voluntarios durante un mes en la Shepherd's Field, donde construímos el jardín de infancia. Sencillamente no podíamos quitarnos el trabajo de nuestras cabezas. Mientras estuvimos allí, el ex-presidente de los EE.UU. Ronald Reagan murió. Supimos que la razón por la cual los estadounidenses podíamos adoptar a niños de China fue gracias a que el presidente Reagan abrió esa puerta a mediados de los años 80. ¿Qué mejor manera de honrar el trabajo del presidente para con los huérfanos de China, que llamar a nuestra hija con su nombre?

Cuando supimos que íbamos a adoptar sham bowtie, necesitábamos un segundo nombre. Y como nuestras amigas australianas jugaron un papel tan importante en sus vidas, inmediatamente pensamos que deberíamos honrar a los australianos. Sorprendentemente los Hill ya llamaban a una de las niñas Sydney. Nos encantó. Uno de nuestros sitios favoritos de Australia es Sydney, y pensar que podíamos llamarla Gympie, de donde era Linda, la verdad, no nos atraía.

El jardín de infancia que levantamos fue un punto de inflexión para nosotros. Cambió nuestras vidas de forma radical... para siempre. Redirigió nuestras vidas a ayudar a los niños al otro lado del mundo, al sur de Florida.

¿Os acordáis de lo difícil que era dar de comer a nuestras hijas porque el orfanato no tenía biberones especiales? Bien, a día de hoy, casi todos los orfanatos tienen esos biberones que ha proporcionado LWB.

special-bottles-for-special-babies
Muchas veces me preguntan que por qué China. Me enseñaron a que si veía una necesidad, contribuyera a paliarla y nunca diera por sentado que alguien iba a solucionarla.

La gente normal de China se enfrenta a enormes retos. Millones de personas viven con menos de 100$ al mes. La mayoría no tienen seguro médico. Para muchos, el abandono parece que es la única salida cuando un niño tiene un defecto de nacimiento. Y mientras los nacimientos con defectos aumentan de manera astronómica en China, LWB trata de cubrir ese hueco y ayudar a marcar la diferencia en las vidas de los niños como Sydney y Reagan.

Whitefamilynowsmall

Nuestra familia está completa, y el sueño de mi vida de poder ser padre se ha cumplido con creces.
Aún así, hace poco he tenido una visión. Ahora sé lo que es la paternidad, y ser padre no es para mí. Es para ellas - mis dos hijas queridas. Os he hablado de que mi mayor sueño era ser padre, pero lo soñé para mí. Y realmente no es para mí, es para ELLAS.
Una noche, cuando las niñas eran muy pequeñas y estábamos mirando un globo terráqueo, las niñas se dieron cuenta de que China estaba al otro lado del mundo desde EE.UU. Una de ellas me dijo, "papá, China está tan lejos de EE.UU. como parece." Y yo le dije, "Sí, y ahí puedes ver lo mucho que vuestro padre os quiere, desde aquí a China y vuelta otra vez." Y eso quedó.
Así que siempre que les pregunto "¿Cuánto os quiere papá?", ellas me dicen "Desde aquí a China... y vuelta otra vez."  
~Don White, Presidente, Love Without Boundaries Junta Directiva

(Don White ofreció esta mañana este discurso en la Reunión Anual de Million Dollar Round Table.  Love Without Boundaries se siente realmente honrada al ser la ONG de la MDRT para 2014!)

No hay comentarios: