20 oct. 2014

Amor de Linda

Linda_2014-8-31 (5)
Por lo general, los recién llegados a la Casa de Curación de LWB en Anhui son bebés muy chiquititos, frágiles y con muy bajo peso, pero Linda ya tenía seis meses cuando llegó necesitando cuidados especializados y nutrición por su cardiopatía DSV.
Linda_2014-2-14 (1)
Las primeras actualizaciones de Linda nos decían que era tímida y que no sabía interactuar con los adultos como los bebés de seis meses normales. Su peso inicial eran apenas cinco kilos y no tenía casi fuerza en su cuello y el la parte superior de su cuerpo.
Linda_2014-6-15 (7)
En tan solo tres meses ya se sentaba por sí misma, se ponía de pie con ayuda y comía con mucho fervor comida sólida. Sus cariñosas cuidadoras pudieron sacar su alegre personalidad y tanto ella como su mejor amigo Dominic nos hacían reír mucho cuando discutían por quién comería antes o quién se quedaba un juguete favorito.
Linda_Dominic_2014-6-8 (8)
Ahora, siete meses más tarde, Linda pesa casi 10 kilos y está aprendiendo a andar de forma independiente. Los médicos son optimistas y piensan que no va a necesitar ser operada del corazón, pues si sigue recibiendo estos cuidados excelentes y esta nutrición de calidad, su corazón sanará sin necesidad de ser intervenido. Linda irá muy pronto a vivir con una familia de acogida cariñosa para seguir su viaje hasta que la encuentre su familia para siempre.
Linda_2014-4-28(5)
Linda es otro importante capítulo en el libro de las historias de éxito de las casas de curación de LWB, y estamos muy agradecidas de que tenga un gran grupo de amigos que ayudan a que su historia sea posible.

No hay comentarios: