23 nov. 2014

Yago, lleno de determinación

Hace poco pudimos enviar a Yago un abrigo nuevecito para que estuviera bien abrigado este invierno. Creemos que está tremendamente guapo con su nueva chaqueta y nos encanta esa sonrisa tímida y esperanzada que tiene.
Yago tiene diez años y lleva demasiado tiempo esperando encontrar una familia propia para siempre. Aunque los años van pasando y se va acercando a los 14, la edad a la que un niño deja de ser adoptable en China, nosotras seguimos con la esperanza de que una familia vea lo que nosotras vemos en Yago: un chico serio, artista, algo tímido, que quiere vivir una vida tan normal como pueda, rodeado de amor y cuidados.

Cuando miramos sus fotos recientes y vemos a un niño que está e nuestro programa de acogida familiar y que no puede ir al colegio, nos golpea la expresión seria y algo incierta de su cara. Con diez años sigue siendo un niño y ya sus ojos muestran una comprensión muy profunda de algunas de las difíciles realidades de la vida.
Yago entró en nuestro programa de educación en el año 2011 y lleva en el de acogida desde 2013. Tiene linfedema que afecta a su pierna derecha y requiere cuidados especializados que no se le pueden dar en su orfanato. La dura decisión que tuvimos que tomar fue la de sacarle del colegio para que pudiera irse a vivir con una familia de acogida entrenada para atender su condición médica.

Como Yago estuvo en nuestro programa de educación tres años completos, sabemos que es un buen y concienzudo estudiante, lleno de determinación y con una fuerte voluntad. En nuestra entrada al blog "Yuhuuu! 4.000$ para Yago" escribimos que siendo uno de los mayores de la clase, solía comportarse como si fuera el hermano mayor de sus compañeros y que estos le admiraban mucho. Es otra de las razones por las que pensamos que haberle sacado del colegio, dónde le iba tan bien, ha debido ser muy difícil para él.
Yago ayudando a Victor Alejandro cuando todavía iba al cole

Victor Alejandro, uno de los compañeros más jóvenes de Yago, fue adoptado el año pasado. Cuando vio fotos de Yago hace poco dijo "¡Mamá! Este es mi amigo! Era como mi hermano mayor y me ayudaba en clase. Lo echo de menos." Yago debió haber impresionado mucho a este peque!

Yago dibuja muy bien y sus dibujos tienen una cantidad increíble de detalle.
Tiene mucho tiempo para dibujar puesto que no va al colegio, y parece que ha estado pensando en muchos detalles de la vida fuera de su familia de acogida, una vida en la que no puede participar en estos momentos.
Algunas de las fotos que hemos recibido son de Yago con un amigo y se les ve montando en bici y jugando al baloncesto.
Ese amigo probablemente va al colegio durante el día, dejando a Yago en casa con sus padres de acogida y trabajando solo.

 

No hay nada que nos gustaría más que saber que Yago tiene la oportunidad de volver al colegio, y lo más importante, que forma parte de una familia que lo querrá y cuidará siempre!
LWB tiene una Beca de Ayuda a la Adopción de 4.000$ que puede ayudarle a tener una familia propia, una oportunidad de una vida sana y la opción de volver a sus estudios y seguir siendo un alumno que destaca.

Yago, te deseamos toda la suerte del mundo!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Animo pequeño guerrero te mereces encontrar unos papas pronto!!

Fundacion LWB - Amor Sin Fronteras dijo...

Sí! Ojalá! Lleva mucho tiempo esperando y le va quedando menos...