13 ene. 2015

Carpe diem, lo que nos enseñan los niños médicamente frágiles

Nuestras redes sociales y nuestra web están llenas de fotos de preciosos niños que, por lo general, lucen felices y sanos. Sin embargo es fácil olvidar muchas veces que la mayoría de estos niños llegaron a LWB porque estaban críticamente enfermos.
Christi1.15 
Christi
Niños como Christi o el Pequeño Joe, que nacieron con sus órganos fuera del cuerpo... y que después de meses hospitalizados están ahora saliendo adelante gracias al cariño y atención de nuestras cuidadoras de las Casas de Curación.

LittleJoe12.22.14 
Pequeño Joe
Niños como Patrick, que llegaron al orfanato necesitando una operación inmediata de atresia anal y ahora crecen fuertes y sanos en nuestras casas de curación.
Patrick1.15 
Patrick
Niños como Cohen, que nació prematuro y tenía muchas dificultades para alimentarse y desarrollarse en su orfanato. Después de una larga estancia en el hospital, ahora sale muy bien adelante en nuestra casa de curación (como queda patente viendo sus achuchables mofletes!)
cohenfeaturedchild 
Cohen
Carpe Diem. Aprovecha el día. Niños como estos han estado muy enfermos y todavía tienen muchos frentes que superar, por eso nos enseñan que deberíamos aspirar a aprovechar todos y cada uno de los días que tenemos por delante. Entre todos, podemos ayudar.

No hay comentarios: