5 jul. 2016

Lucas, el niño de LWB destacado esta semana

Uno de los bebés más nuevos de nuestro programa de Casas de Curación, es Lucas. Este pequeñín quedó a cargo de su orfanato cuando tenía pocos días de vida.


Lucas nació con una fisura labial y palatina unilateral, que le podía haber llevado a tener problemas de alimentación y de nutrición. Los niños que nacen con fisuras no pueden succionar bien cuando comen de un biberón, y por eso necesitan más tiempo y más paciencia de la persona que los alimenta, para asegurarse de que ingieren la suficiente comida como para salir adelante. En un entorno institucionalizado, el ratio de cuidadora-niños suele ser tan amplio que las cuidadoras no pueden dedicarles el tiempo que necesitan los niños para que coman bien. Afortunadamente el orfanato de Lucas contactó enseguida con LWB y fue llevado a vivir a una de nuestras casas de curación.
Lucas entró al cuidado de LWB a mediados de junio y se está adaptando muy bien. Como las cuidadoras de la casa están formadas específicamente para alimentar a niños fisurados y también utilizan biberones diseñados para esta condición, seguro que Lucas engorda y se fortalece lo suficiente como para poder ser operado dentro de unos meses. Mientras tanto le darán toda la leche y papilla de fórmula que precise, una cuna cómoda y montones de abrazos y amor. Parece en la foto que Lucas ya está bastante cómodo ¿verdad?

Lucas necesita algunos padrinos que pudieran ayudarle a seguir su camino a la curación. Nos encantaría que fueras parte de la historia de su vida!

No hay comentarios: