11 jul. 2016

Sarah: del Heartbridge a casa

En el otoño de 2014, LWB recibió una llamada de un orfanato en la provincia de Guangdong para hablarnos de una pequeña que tenía casi tres años. Cuando entró en la institución, la niña estaba muy débil y se quedaba sin aliento, sus labios y sus dedos eran de un azul muy oscuro.
Amanda
Llevamos a Amanda hasta Shanghai para que la examinaran los médicos y allí supimos que tenía una cardiopatía grave que se llamaba Tetralogía de Fallot, que se suele reparar en la infancia. Después de recibir una compleja cirugía en el hospital universitario de Fudan, Amanda fue a vivir a nuestra Casa de Curación Heartbridge. Necesitaba tiempo para sanar y para ponerse al día en los hitos del desarrollo que se había perdido debido a su enfermedad. Nos enamoró enseguida su preciosa y seria carita.

Amanda healing home 
Amanda no podía sostener apenas su cabecita ella sola, y no hablaba ni caminaba. Era más parecida a un bebé que a una niña en edad de preescolar. Sin embargo, las cuidadoras del Heartbridge pudieron pronto sacarle algunas sonrisas... y a partir de ese momento no hubo nada que la parara! En tan solo unos meses ya correteaba por toda la casa!

Amanda2 
Hace un año que Amanda fue adoptada y fue a vivir a Estados Unidos con su cariñosa familia compuesta por sus dos padres y sus ocho hermanos y hermanas, cuatro de los cuales son también adoptados en China. En el décimo aniversario de nuestra Casa de Curación Heartbridge, donde Amanda estuvo convaleciente, nos contactó su madre con novedades sobre el increíble progreso de su hija!

Sarah Thaggard

Amanda ahora se llama Sarah y su madre nos dice que la ve uno de los mejores cardiólogos del país. A Sarah le han dado el diagnóstico de "curada" y sólo necesita una revisión rutinaria anual a menos que surja alguna complicación. Por lo demás, no hay ninguna restricción en cuanto a ninguna actividad ni dieta y no toma ninguna medicación.

Sarah bday 
Cumplió años y ahora es un año mayor!

Aquí tenéis algunos datos divertidos sobre Sarah:
 
Le encanta leer libros.

Adora a sus hermanos y hermanas.
 
Se sabe todas las letras y los números.

Le encanta su bicicleta y su casco.

 
Le encanta vivir en una granja/rancho.
Le encantan las chocolatinas y las palomitas de maíz.

 
Tiene que comer cogee (gachas de arroz) al menos tres veces a la semana.


Pero lo más importante de todo, le encanta volver a ser parte de una familia!


La madre de Sarah quiere agradecer de corazón a todos los que hicieron posible la operación de su hija y su convalecencia y recuperación en la casa de curación. Con sus palabras: "Muchas gracias a todos por lo que hacéis por estos niños y las familias que los adoran."

Video Player


Sarah ha hecho este vídeo para LWB y los donantes que la apadrinaron a ella y que apadrinan a otros niños en sus caminos hacia la curación. Ella dice: "¡Muchas gracias a todos mis amigos! ¡Gracias!"

No hay comentarios: