28 ene. 2017

Más momentos destacados del programa Familias de Acogida 2016

La acogida familiar hace que niños que están sólos en el mundo dejen de estarlo. Les da la oportunidad de recibir -y dar- amor en el seno de un entorno familiar seguro.

Esta semana celebramos la acogida familiar destacando algunos de nuestros momentos favoritos del programa en 2016. Estos son los recuerdos especiales del último cuatrimestre del año.


SEPTIEMBRE
Ver a los niños de nuestro programa de acogida volver o empezar el colegio nos alegra mucho siempre. Mateo, de nuestro programa en Tongren, estaba entusiasmado y con ganas de volver a clase.
Mateo tiene síndrome de Down. La mayoría de los niños con esta condición no pueden ir a los colegios públicos de China, así que nos alegramos mucho cuando tuvo esta oportunidad acompañada de ser un miembro valorado en su comunidad. Su enorme sonrisa nos indica las ganas que tiene de empezar!

OCTUBRE
Justo antes de que empezara el frío, nuestras directoras y responsables de los programas en China empezaron a organizar y enviar abrigos y ropa de invierno a los niños en acogida.
El trío compuesto por Dominic, Hugh y Anna Eleanor, de Changzhi, fueron de los primeros en recibir el envío.
Nichole de Lanzhou y Alejandro de Tongren, se lo pasaron muy bien mostrando sus nuevos abrigos. Nos alegra mucho saber que tienen estos bonitos anoraks que les ayudarán a protegerse del frío invierno.

NOVIEMBRE
Este fue un mes a señalar porque abrimos nuestro primer programa de acogida fuera de China, en un pequeño pueblo de Camboya cerca de la frontera con Tailandia. Al cabo de unas semanas, cuatro niños fueron a vivir con dos familias.
 
Sampson es consolado por su nueva madre de acogida
 
Audrey y Tom con su nueva madre de acogida

Todos los niños que hemos ubicado con familias acogedoras han empezado a vincularse con ellas, y ya hemos empezado a ver reacciones emocionales, físicas y de desarrollo positivas en ellos gracias a encontrarse en entornos familiares en lugar de estar sólos.

DICIEMBRE
Diciembre es un mes especial. Gracias a los generosos corazones de un grupo de alumnos de instituto de Texas, 41 niños en acogida recibieron mantas hechas por ellos. Qué regalo tan maravilloso y apreciado! Charlie y Hudson, ambos de Huainan, han encontrado más usos para sus mantas y se las ponen de capa.

Christi de Huainan sabe que su manta es algo para abrigarse.
La pequeña Catelyn de Fuyang nos sonríe para decirnos que le gusta.
En nombre de los niños y de todos los que trabajan sin descanso para ayudar a los niños en acogida familiar, damos nuestras más sinceras gracias a todos nuestros donantes por hacer de 2016 un año tan memorable y exitoso. Ninguna de estas historias felices serían posible sin vosotros.

Tenemos muchas ganas de ver más historias de éxito en nuestros programas de acogida en 2017. Feliz Año del Gallo para todos!

No hay comentarios: