20 abr. 2017

Trata de personas: 2ª parte

Como sabes, Love Without Boundaries ha empezado hace poco a trabajar ayudando a los niños y niñas vulnerables de la Camboya rural. La trata de personas, el abuso y la explotación infantil son temas gravemente preocupantes en esta zona del mundo, y por eso queremos compartir algunas ideas sobre este tema de nuestro miembro de la Junta Directiva, el Dr. Robert Spires.

Es importante en el sudeste asiático tener claro quiénes son los que realmente trafican con personas en esta región. Y ello depende de la ubicación de la que hablemos, y además varía enormemente. Por ejemplo, en Tailandia estarían desde las mafias tailandesa y rusa hasta los oportunistas y personas sin escrúpulos, implicados en la trata.


Tampoco es infrecuente que una persona que fue víctima de trata se convierta a su vez en traficante de otras personas para obtener dinero, sobre todo si conoce bien cómo funciona la trata desde una perspectiva interna.

En la Camboya rural también hay mucha variedad. En algunos casos, los traficantes de personas viajan por el país con el único propósito de encontrar niños y niñas a los que explotar. En otros casos, son trabajadores locales los que negocian en sus visitas a pueblos remotos el reclutamiento para una variedad de negocios tanto legales como ilegales. Puede que trabajen como intermediarios de una fábrica en Siem Reap, o de un bar de Tailandia, de un burdel en Phnom Penh, o de una trama de prostitución de Malasia, o de todos ellos a la vez.
Cuando hablamos de tráfico sexual en el sudeste asiático, necesitamos recordar que típicamente sucede de modos muy informales y clandestinos, a menudo organizados a través de Internet. Dado que en el sudeste asiático hay mucha pobreza, es muy frecuente que los traficantes obtengan su presa en pueblos empobrecidos prometiendo a las familias empleos muy bien pagados si permiten que sus hijas trabajen en una ciudad lejana.
Los trabajos suelen ser descritos como de hostelería, en restaurantes u hoteles, y las promesas que los traficantes hacen a las familias es que las chicas podrán mandar grandes cantidades de dinero a casa para ayudarles. Es importante recordar que el trabajo infantil es extremadamente común en muchas zonas rurales de Camboya, y por lo general se espera que incluso los niños más pequeños contribuyan económicamente al mantenimiento de la familia.

Un ejemplo lo tenemos en la zona donde Love Without Boundaries está trabajando ahora. Un día, un reclutador de empleo llegó al pueblo y les dijo a muchas familias que tenía un restaurante en Phnom Penh y que necesitaba chicas para que fueran camareras. Las chicas serían bien pagadas y vivirían juntas en una residencia compartida para ahorrar dinero en los gastos cotidianos.

Una familia accedió a dejar que su hija cogiera el trabajo después de que les aseguraran que era seguro y lucrativo. El reclutador les dijo que el restaurante proporcionaría el transporte gratis. Unos días después apareció una furgoneta con un conductor varón y una mujer como "representante del restaurante," lo que tranquilizó a la familia. Además había en la furgoneta algunas otras chicas jóvenes que también iban a ir a trabajar.
En el viaje a Phnom Penh, la mujer les dio botellas de agua a todas las chicas. La chica de nuestro pueblo se sintió somnolienta después de beber el agua y se quedó dormida.

Cuando se despertó, se encontró en una habitación pequeña y sin nada más que una cama, con barrotes en las ventanas y la puerta cerrada con llave. Pronto le quedó claro que estaba en un burdel secreto en un edificio anodino. Cuando se resistió al propietario, este la violó y la pegó dándole a entender que volvería a sucederle lo mismo mientras no accediera a hacer lo que le decían, hasta que finalmente accedió. Después de muchos meses, a un cliente le empezó a gustar ella y se sintió conmovido cuando supo su historia. De acuerdo con la chica, este cliente la ayudó a escapar y a ir a la policía.

Este ejemplo ilustra cómo la trata de personas está profundamente vinculada con la pobreza en Camboya. Las condiciones económicas locales hacen a las personas más vulnerables a la trata porque se tienen que arriesgar a trabajar en sitios que no conocen, dejándoles susceptibles de explotación. Es esta vulnerabilidad económica y social la que hace más posible que sean víctimas de la trata.

Mañana hablaremos de algunos de los grupos que trabajan en este tema y por qué creemos que el trabajo que LWB está haciendo en los pueblos de la frontera entre Camboya y Tailandia es tan fundamental.

~Dr. Bob Spires es de la Junta Directiva de Love Without Boundaries.

No hay comentarios: