8 may. 2017

Conoce a Vera

La pequeña Vera pasó sus primeros meses de vida viviendo con su anciana bisabuela. Los lazos familiares en Uganda son muy fuertes, y esta mujer tan dedicada hizo todo lo que pudo para cuidar a su bisnieta después de que los padres desaparecieran y se la dejaran a su cargo. Cuando Vera tenía nueve meses, su bisabuela no tenía fuerzas físicas para poder cuidarla, y por eso fue llevada a que la cuidaran en la Casa Cuna Pequeños Corazones.


Comprensiblemente, Vera estaba muy asustada e insegura cuando llegó a la casa. Sin embargo, pronto se vinculó con la cuidadora Nanny Joelia, que también era nueva en la casa. Pronto hizo ver que era una bebé muy activa y fuerte, tratando de caminar sujetándose al vestido de su cuidadora, y encantada jugando con muñecas.

El personal de la casa nos dice que su forma de comer era "impresionante." Aunque a algunos les pueda parecer algo desordenado y pringoso, en la cultura ugandesa se anima a los niños desde muy pronto a que coman solos y a su ritmo, y que exploren su comida. Las horas de comer son un momento de relax para los niños, están juntos y disfrutan de sus platos... al estilo familiar. Nos encanta cómo Vera explora su comida!

Las horas de comer parecen sentarle muy bien a Vera, pues ha ganado unos impresionantes dos kilos desde que llegó. Las cuidadoras la describen como una niña encantadora, que se adapta bien y está satisfecha. Juega muy bien con los demás y muestra interés y preocupación por los niños de la casa, hasta el punto de preocuparse cuando otro niño llora.
Vera necesita padrinos o madrinas que le ayuden a costear su estancia en la Casa Cuna Mukono. Los apadrinamientos son 50$ al mes o 25$ si es compartido. Todos los padrinos y madrinas recibirán fotos e informes con regularidad y sabrán que están haciendo una increíble diferencia ayudando a Vera a despegar para tener el mejor comienzo en la vida posible!

No hay comentarios: