15 may. 2017

La vida en el pueblo de Sokhem

El noventa por ciento de los camboyanos viven en la extrema pobreza y en las zonas más rurales del país. Algunos de los pueblos más pobres se encuentran a lo largo de la frontera con Tailandia, que es donde LWB trabaja ahora. Los niños de esta región suelen vivir en pueblos remotos con  muy poco acceso a los servicios sociales básicos como médicos o escuelas.


El pasado mes de octubre nos comprometimos con los niños del pueblo de Sokhem, muchos de los cuales se quedan sólos durante el día mientras sus padres viajan a Tailandia en busca de trabajo. Nuestra nueva escuela Cree En Mí se construyó justo en el centro del pueblo y ahora proporciona educación y nutrición a 60 niños y niñas.

El mes pasado Tiffany Bennett, la manager del programa de LWB de Apoyo al Alumno Sin Recursos, viajó a Sokhem y ha tenido a bien compartir algunas reflexiones personales sobre su estancia.

Cuando llegas a Sokhem enseguida te rodea una horda de niños entusiastas gritando "hola" con todas sus fuerzas. Te siguen por todo el pueblo, saltan y posan frente a tu cámara y les entra la risa cuando les haces fotos. Sobre todo les gusta poner caras y hacer muecas ante la cámara y se mueren de la risa cuando les enseñas las fotos.
A los alumnos de Sokhem les encanta sonreír para la foto!

Una tarde de las que estuve allí llegó una nueva familia al pueblo: un padre, dos hijas y un niño pequeño. La madre de los niños había fallecido hacía poco y la familia no tenía donde vivir.

Siendo labrador, el padre sólo podía aspirar a ganar unos cuantos dólares al día, siendo una lucha el tener que mantener a su familia. Se pasaron la noche durmiendo en la polvorienta y dura carretera a las afueras del pueblo, sin nada para comer. Al día siguiente los niños se quedaron sólos mientras su padre iba al campo a buscar trabajo, y entraron tímidamente en el pueblo. Nunca habían tenido la oportunidad de ir al colegio y se pusieron a espiar nuestra escuela a través de las ventanas de la clase con silenciosa curiosidad.
A los pocos minutos, los ruidosos y preciosos alumnos de Sokhem incluyeron a los tres hermanos en sus juegos, y las amables y generosas madres del pueblo que trabajan en el programa de nutrición de LWB, les habían dado de comer un almuerzo caliente.
Al día siguiente parecía como si los tres niños nuevos fueran vecinos del pueblo de toda la vida y parientes cercanos de todos los niños de Sokhem. El niño pequeño que al principio parecía triste y asustado empezó incluso a sonreír de vez en cuando. Y aún mucho mejor, toda la familia fue invitada a quedarse con uno de los profesores de la escuela Cree En Mí y que los niños fueran a la escuela. Esta historia es una prueba increíble de la generosidad, apertura, cariño y fuerte sentido comunitario que existe en Sokhem, a pesar de toda su probreza y de las luchas diarias por la supervivencia a las que se enfrentan sus habitantes.

Otra de las cosas que ví mientras estuve en el pueblo es que muchas de las niñas de Sokhem van acarreando a un hermanito pequeño todo el rato. Y aunque son unas cuidadoras excelentes y atentas, cuidar a los hermanos pequeños siempre suele implicar que no puedan ir al cole. Es una realidad especialmente dura para las niñas, que suelen abandonar sus estudios para cuidar a sus hermanos pequeños.

Hay una niña brillante y vivaracha que nunca ha tenido la oportunidad de ir al colegio a pesar de tener ya doce años, ya que siempre ha estado cuidando a sus hermanos y hermanas. Ahora tenemos la alegría de anunciar que es alumna de nuestra escuela Cree En Mí! Es una ávida estudiante y aprende muy deprisa, y es una líder para sus compañeros. Se la puede ver cantando espontáneamente, practicando sus frases en inglés con cualquier visitante o jugando a juegos de palmas con otros niños.

Para que este importante trabajo pueda continuar, estamos buscando socios que nos ayuden a dar a los niños de Sokhen una esperanza renovada. En LWB creemos que la clave para ayudar a estos niños a salir de la pobreza es a través del poder de la educación. Tu bondad y generosidad hará una diferencia tremenda en las vidas de estos preciosos niños y niñas.

No hay comentarios: